Peso en el embarazo

Calcula tu peso ideal en el embarazo

Aumentar de peso excesivamente durante el embarazo podría desencadenar consecuencias negativas tanto para la madre, como para el futuro bebé. Por ello, es importante controlar este dato a lo largo de la gestación. Si quieres conocer cuál debe ser la ganancia que puedes adquirir embarazada, mira aquí cómo hacerlo.

peso embarazada
Fuente: iStock

Sí, se trata de una de las mayores preocupaciones que tienen las embarazadas. La cantidad de kilos que gane una mujer según avance su embarazo será algo que tenga que controlar en todo momento para que la gestación se desarrolle de la mejor y más sana forma posible

Es importante no aumentar de peso en exceso y, para que esto sea así, dos claves fundamentales que podemos considerar son: seguir una alimentación saludable y equilibrada y practicar regularmente ejercicio físico conveniente para el embarazo

Con ello evitaremos en mayor medida que no aparezcan problemas como el sobrepeso, cuyas consecuencias podrían llegar a afectar al futuro bebé. ¿Quieres saber cuál sería tu peso ideal de embarazada? Te explicamos cómo calcularlo. 

La distribución del peso

Como es lógico, la embarazada debe aumentar de peso, pero dicho incremento no solo se debe a lo que le hace aumentar el futuro bebé, sino también al de otras estructuras en el cuerpo de la mujer:   

  • Peso del feto: 3-3,5 kilos.
  • Placenta y líquido amniótico: 1,6 kilos.
  • Útero y mamas: 1,8-1,9 kilos.
  • Volumen sanguíneo y retención de líquidos: 2,2-3,1 kilos.
  • Grasa acumulada (reservas de energía): 2,5-3 kilos.

 

¿Cuál debe ser la ganancia según tu IMC?

peso
Fuente: iStock

La ganancia de peso recomendable durante el embarazo depende del Índice de Masa Corporal (IMC) que tenga la mujer al principio de la gestación. Aquellas que tienen un IMC más bajo, pueden adquirir algo más de peso

Para poder conocer aproximadamente cuál es la ganancia aconsejable, la mejor manera es sabiendo cuál es nuestro IMC, un índice cuyo cálculo se realiza de igual manera tanto para hombres como mujeres. Se trata de dividir el peso de la persona (en kilos) entre la altura de la misma (en metros).

Una vez sepamos tal cifra (teniendo en cuenta las medidas previas al embarazo) comprobaremos cuál es nuestra ganancia adecuada según la tabla de recomendaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Los siguientes valores se corresponden con un embarazo único:

  • Bajo peso (IMC <18,5)

Tener un IMC menor a 18 nos indica infrapeso, lo que significa que la mujer embarazada tiene un margen de aumento mayor, pero eso sí, siempre que sea en buenas condiciones

Aumento total: 12,5-18 kilos

 

  • Peso normal (IMC de 18,5 a 24,9)

Estos valores se corresponden con un peso estándar. De igual manera el ginecólogo hará los correspondientes controles y hará las valoraciones oportunas. 

Aumento total: 11,5-16 kilos

 

  • Sobrepeso (IMC de 25 a 29,9)

Si te encuentras dentro de este intervalo, debes tener muy en cuenta tu aumento de peso. De hecho, en esta circunstancia para evitar que en ningún caso tal subida se descontrole y perjudique a tu salud, el ginecólogo lo controlará más detenidamente

Aumento total: 7-11,5 kilos

 

  • Obesidad (IMC > de 30)

Como algo obvio, esta franja es la que más hay que vigilar. Por eso, lo mejor para la mujer embarazada es que solo suba unos 6 kilos de peso a lo largo de su gestación. En este caso el ginecólogo se dedicará a controlar bien este tema e incluso le podrá indicar a la mujer la mejor dieta para ella. 

Aumento total: 5,9 kilos

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo