Estado de ánimo de la embarazada

Cambios de humor en el embarazo: ¿cómo mejorarlos?

Si estás embarazada, tal vez sepas bien a lo que nos referimos. Estás muy contenta y de repente, te sientes deprimida y sin ganas de nada... La realidad es que estos cambios de humor son bastantes normales durante el embarazo, así que aquí encontrarás algunas recomendaciones para intentar mejorarlos.

Los cambios de humor son una molestia muy frecuente en el embarazo. Debido a ellos la mujer puede pasar de una alegría intensa a la tristeza en solo minutos. De hecho, si has vivido o estás pasando por esta circunstancia, seguramente sepas exactamente a lo que nos referimos. 

Junto a estos cambios anímicos, las mujeres embarazadas también suelen presentar una irritabilidad mucho mayor y acaban siendo sensibles a situaciones que antes no les afectaban tanto. Descubre aquí en qué momento se producen especialmente los cambios de humor y algunos consejos para sobrellevarlos mejor. 

Suelen ser muy habituales especialmente en el primer trimestre de gestación. Después, progresivamente se van reduciendo durante el segundo, para después volver a acrecentarse en el último trimestre unas semanas antes del parto

Son semejantes a las que puede tener una mujer en época premenstrual e incluso, la intensidad de los mismos será parecida a la que tiene cada mujer en dicha etapa. Tener estos altibajos suele ser algo molesto para la embarazada, pero también para las personas que la rodean. Por esta razón es de suma importancia entender por qué ocurre esto para, de esta manera, reducir mayormente los problemas

 

¿A qué se deben?

Lo primero que debemos recordar es que tener cambios de humor repentinos cuando se vive el embarazo es algo totalmente normal. Estos se producen por la combinación de dos motivos principales

  • El gran aumento de los niveles de hormonas a los que se enfrenta el cuerpo de la embarazada, sobre todo al principio del embarazo. Estos pueden modificar la concentración de las diferentes sustancias que se encuentran en el cerebro y que se encargan de controlar las emociones.
  • La multitud de cambios psicológicos que se asocian a la gestación y que llegan a provocar numerosas incertidumbres: el cambio de rol social, los posibles problemas con la pareja, la salud del bebé, la duda en torno a ser buena madre, la ilusión por el nacimiento, el cambio físico...

Consejos para mejorar los cambios de humor

Para enfrentarse a los cambios de humor de la mejor forma posible, las mujeres embarazadas pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones

  • Compartir los sentimientos y preocupaciones con su pareja, familiares o amigos.
  • Disfrutar de la experiencia sin preocuparse en exceso por el futuro.
  • Hablar con otras mujeres que hayan pasado por la misma situación. Ya sea amigas que ya hayan tenido hijos o que estén embarazadas al mismo tiempo, o incluso mujeres que conozcas si acudes a un curso de preparación al parto.
  • Hacer algo de ejercicio físico y no tener una vida demasiado sedentaria.
  • Planear actividades que no tengan que ver con el bebé.
  • Seguir una dieta adecuada y descansar.
  • Una idea creativa puede ser escribir un diario con los propósitos y sentimientos del momento. Releerlo después del nacimiento o en unos años seguro que será muy interesante.
  • Entender por qué ocurre esto y no sentirse culpable.
  • Consultar con el médico o especialista en caso de que los cambios de humor fueran persistentes y, sobre todo, si fueran con tendencia a la tristeza o a la depresión.

Continúa leyendo