Vídeo de la semana

Trabajar embarazada

¿Cómo afecta el trabajo en el embarazo y qué precauciones se deben tener?

Por lo general, la mayoría de mujeres puede seguir con su trabajo durante el embarazo. En algunos casos, algunas son capaces de trabajar hasta unos días antes de dar a luz, mientras otras pueden necesitar una reducción de jornada. Lo importante es pensar cuáles son tus condiciones, analizar tu estado y tomar las precauciones que sean necesarias. Veámoslas.

embarazada
Fuente: Pexels

Si tienes un buen estado de salud, el de tu bebé también es adecuado, llevas un embarazo normal y el entorno de trabajo es seguro, no tendrás problema en trabajar hasta pocos días antes de dar a luz o incluso hasta casi el mismo día de parto. Eso sí, lo que será totalmente natural es que hacia el final de la gestación estés más cansada, por eso tampoco debes forzarte a trabajar hasta el último segundo. Revisa tus condiciones por si pudieras permitirte empezar la baja por maternidad antes de la fecha probable del nacimiento de tu hijo.

No obstante, en caso de que no fuera posible debes pensar en algunos factores que pueden afectar a tu capacidad a la hora de trabajar durante el embarazo para que tomes las precauciones necesarias.

Precauciones al trabajar embarazada

embarazada
Fuente: Pexels

Según el tipo de profesión que tengas es posible que tengas que adoptar algunos cambios en tu trabajo mientras estés embarazada.  Ten en cuenta las siguientes condiciones:

  • Estar expuesta a sustancias nocivas. Debes considerar si trabajas en un entorno peligroso en el que estés cerca de sustancias tóxicas que puedan afectar al desarrollo de tu bebé. Algunos ejemplos son: los tintes para el cabello, los medicamentos fuertes, el plomo, el mercurio, los disolventes o la radiación ionizante. Si trabajas cerca de este tipo de sustancias, lo más recomendable es que dejes de trabajar por los riesgos que implica. Estos elementos son susceptibles de producir abortos espontáneos, malformaciones, parto prematuro o algún desarrollo anormal en el bebé.
  • Levantar objetos de mucho peso. Lo normal es que se aconseje a las embarazadas solo levantar pesos de menos de 9 kilos, por lo que es posible que necesites dejar de trabajar o reducir las horas de jornada. Levantar un peso mayor podría causar importantes lesiones en la espalda o discapacidades.
  • Tener un oficio físicamente exigente. Si tienes una profesión que implique estar parada o de pie mucho tiempo, con horarios irregulares y/o muy excesivos, puedes tener más posibilidades de tener un parto prematuro, tener un bebé con bajo peso o desarrollar una presión alta durante el embarazo. Puedes buscar cambiar tus funciones durante tu embarazo, intentar balancear ese rendimiento físico con tu estado actual o revisar si tienes algunos días de permiso por enfermedad o vacaciones para tomarte de forma periódica algunos descansos.
  • Estar largos periodos sentada delante de un ordenador. Podrías desarrollar el síndrome del túnel carpiano, el que provoca entumecimiento y hormigueo en las manos debido a que el cuerpo retiene líquido extra.
  • Estar expuesta a ruidos excesivos, vibraciones fuertes (producidas por máquinas, por ejemplo) o a temperaturas extremas también pueden conllevar el riesgo de parto prematuro.
  • Tener un trabajo que conlleve mucha presión y estrés. Es cierto que las situaciones estresantes forman parte de la vida, pero estar demasiado estresada durante el embarazo puede causar problemas de salud tanto a la embarazada como al futuro bebé. Si es tu caso, intenta manejarlo hablando de tus preocupaciones con tu pareja, amigos o familiares, ten una dieta saludable, duerme las horas suficientes y relájate en la medida de lo posible. En caso de dificultades mayores, consulta con un especialista.

 

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo