Vídeo de la semana

Picor en la tripa de la embarazada

¿Cómo aliviar el picor en la barriga durante el embarazo?

Vivir un embarazo supone pasar probablemente por una serie de molestias tales como las náuseas, los vómitos, las estrías o las manchas. Una molestia muy frecuente entre las embarazadas son los picores en la barriga, un malestar que a veces puede resultar muy incómodo. Mira aquí por qué se produce, cómo prevenirlo y cómo aliviarlo.

picor embarazada
Fuente: iStock

Que una embarazada note picores en su barriga es un síntoma de lo más habitual entre las mujeres gestantes y especialmente según va avanzando la gestación. Aunque no se trata de un problema grave, en algunas ocasiones el picor puede ser tan intenso que conciliar el sueño suponga una dificultad. Veamos a continuación los motivos más frecuentes que causan esta situación.

¿Por qué se produce el picor?

Sentir picores en la zona abdominal durante el embarazo es algo normal, sobre todo después del primer trimestre cuando en el segundo la tripa ya empieza a crecer considerablemente. Estas son algunas de las principales razones:

  • Prurito gestacional. La piel de una mujer embarazada se estira a mucha velocidad y puede hacerlo hasta 10 veces su tamaño, esto significa que un solo centímetro de piel puede llegar a distenderse hasta los 10 centímetros. Por esta razón, es normal sentir picores originados por la propia sequedad en la barriga o los senos.
  • Acción de las hormonas. Los estrógenos pueden provocar una alteración en el hígado que se asocia a la retención de sales biliares. Esto no supone un riesgo para el bebé, pero sí que puede originar eczemas o irritaciones.
  • Padecer eczema. Si antes del embarazo se sufre eczema, una enfermedad en la piel que provoca que aparezcan manchas rojas en la piel junto a un intenso picor, es común que durante la gestación esta situación se intensifique.
  • Colestasis intrahepática. Se trata de una patología que podría darse en el último trimestre y que podría provocar picores de forma intensa en la tripa y en el pecho. En el caso de tener las enzimas hepáticas muy elevadas, podría suponer un riesgo tanto para la madre como para el hijo.
  • Patologías relacionadas con la piel. La mujer podría sufrir picores como consecuencia de estar pasando por algunas manifestaciones tales como herpes gestacional, erupción polimorfa o foliculitis.

Medidas para prevenir el picor

  • Tener la piel muy bien hidratada. El mejor consejo es usar humectantes neutros, beber mucho líquido y seguir una buena alimentación.
  • A la hora de ducharse, es más aconsejable no hacerlo con agua excesivamente caliente y utilizar jabones suaves. Además, mejor usar toallas de algodón y secarse sin restregarse la piel y con toques ligeros.
  • Vestirse con ropa fresca y de algodón, no muy ajustada.
  • Evitar exponerse directamente al sol durante un tiempo prolongado. Además de no acudir ni a lugares donde haya altas temperaturas, ni demasiada humedad. Este segundo caso causa que traspires más, por lo que también puede provocar irritación de la piel y, por ende, picor.

 

Consejos para aliviar los picores

  • Mantén la piel hidratada para que esté elástica y disminuya la posibilidad de que aparezcan estrías.
  • Evita rascarte.
  • Masajea el vientre con cremas de camomila, caléndula o avena.
  • Evita los lugares muy húmedos o donde haga mucho calor.
  • Lleva ropa holgada, mejor de algodón y transpirable.
  • Evita baños o duchas con agua muy caliente, esto hace que la piel pueda resecarse aún más. Usa un jabón de baño suave.
  • Aplica compresas frías en la zona afectada, además, la vaselina para bebé puede funcionar como alivio.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo