Gripe: previene el contagio

Cómo evitar gripes y catarros en el embarazo

Las embarazadas, como los niños, tienen más riesgo de contagio de catarros y gripes y de sufrir sus consecuencias. Aunque cada año se trata de un virus diferente, algunas precauciones generales ayudan a prevenir estas enfermedades.

Las mujeres embarazadas son uno de los colectivos que más cuidado han de tener para no infectarse con el virus de la gripe, ya que sus defensas suelen estar más bajas. Ahora que estamos en días fríos y cuando queda más de la mitad del invierno por delante, desde Ser Padres hemos querido recordar cuáles son las principales recomendaciones para evitar, en la media de lo posible, ese contagio.

Un contagio que, en el caso de las mujeres embarazadas puede tener consecuencias más graves si no se trata a tiempo o si se trata mal. De ahí que toda precaución es poca. Entre las medidas que las embarazadas deben adoptar para intentar no contagiarse con el virus de la gripe figuran las siguientes.

También te puede interesar:

Medidas de prevención contra la gripe para embarazadas

  • Lavarse las manos con agua y jabón o con una loción para manos a base de alcohol regularmente (al menos una vez cada hora) y en especial si se tocan manillas de puertas de lugares públicos o se viaja en transporte público. Lavarse las manos debe ser casi un acto reflejo cada vez que se vuelva de la calle y cada vez que se entre y se salga de un baño.
  • Evitar en lo posible acudir a centros hospitalarios. Si es la embarazada la que necesita cuidados médicos o consultar con un profesional alguna duda relativa a su salud, es mejor que vaya, siempre que pueda, a un centro de salud que a un hospital, ya que en el primero habrá menos aglomeración de gente que en los segundos. Cuando no es para ellas, el consejo es que traten de limitar al máximo su entrada en un centro hospitalario. ¡Cuidado con ir a ver a familiares o amigos que están ingresados si no es necesario!
  • No ir a lugares donde hay mucha gente como cines, almacenes, etc. Y si se va, tener muy presente la recomendación de lavarse las manos al salir. 
  • No viajar en transporte público y si se hace, al bajar lavarse las manos con una loción a base de alcohol. Sin darnos cuenta en los transportes públicos tocamos muchas cosas (paredes del metro, asientos del autobús...) donde se concentra una gran cantidad de gérmenes.
  • No tocarse los ojos, nariz y boca porque son las zonas por donde penetran los virus que se pueden llevar en las manos. Se trata de ser cuidadosas con los gestos, sobre todo con aquéllos que tenemos muy interiorizados y repetimos de forma automática.
  • Si se convive con alguien que tiene gripe, evitar el contacto directo y consultar al médico sobre la necesidad de tomar medicamentos antivirales.
  • Vacunarse contra la gripe estacional cuando coinciden el segundo y tercer trimestre de embarazo con los meses de la epidemia gripal (entre octubre y marzo). Si en esta época se está embarazada de tres meses o menos hay que consultar con el médico.

Asesor: Dr. José Mª Molero, Grupo de Enfermedades Infecciosas de la SEMFYC (Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria).

 

CONTINÚA LEYENDO