Embarazo

Cómo saber si se pierde líquido amniótico

2 minutos

A muchas embarazadas les crea mucha incertidumbre no saber distinguir cuándo se rompe la bolsa y cómo diferenciar el líquido amniótico de otras sustancias como la orina o el flujo. Siguiendo estas instrucciones, saldrás de dudas.

embarazada cama

La bolsa amniótica es una estructura membranosa hermética llena de líquido amniótico que protege y envuelve al feto y al cordón umbilical. La supervivencia y el bienestar del feto dependen en gran medida de que la bolsa esté intacta y no se pierda líquido.

Lo normal es que la bolsa se rompa en las horas previas al parto (amniorrexis) e incluso durante el parto, pero en algunas ocasiones puede romperse en semanas tempranas del embarazo, cuando todavía no es adecuado que termine el embarazo, a veces esta rotura prematura es provocada por infecciones, por traumatismos o por causas desconocidas.

La bolsa amniótica se compone de dos capas: la membrana externa que recibe el nombre de corion y que se forma con células derivadas de la placenta y la capa externa que se llama amnios y se forma a partir de tejido embrionario. En el tercer mes, ambas capas se funden ofreciendo al bebé que se desarrolla un espacio estéril.

Esta bolsa es en la que el feto vivirá los nueve meses y se irá adaptando a su evolución, ya que está formada por membranas muy elásticas que pueden llegar a expandirse hasta dos veces su tamaño normal durante la gestación. Entre otras funciones del saco está la de proteger y regular la temperatura, además de permitir el movimiento al bebé y el desarrollo de sus pulmones.

Cada bebé tiene su bolsa amniótica, por ejemplo, en el caso de los mellizos cada bebé (al ser cada uno fruto de la fecundación de un óvulo distinto por un espermatozoide cada uno) tiene su propia placenta y su propia bolsa, de la misma manera que cada uno tiene su propia carga genética diferente entre ellos y, por tanto, no tienen por qué parecerse más de lo que se parecen dos hermanos de diferentes edades.

En el caso de los gemelos, que tienen los mismos genes porque se desarrollan a partir de un mismo óvulo fecundado que se divide en dos (y por tanto obviamente se parecerán al tener ambos el mismo origen), lo habitual es que compartan placenta pero que haya dos bolsas, aunque hay casos en los que comparten placenta y bolsa.

Romper aguas: fácil de identificar

Lo más frecuente es que la rotura espontánea de la bolsa sea grande y salga líquido de manera rápida y abundante, y continuamente. En este caso, no surgen dudas porque la cantidad de flujo u orina no es tan cuantiosa.

Además, el líquido amniótico es incoloro o blanquecino, menos espeso que el flujo y a veces contiene partículas blancas o restos de sangre flotando.

Cómo detectar fisuras en la bolsa amniótica

Pero hay ocasiones en las que la rotura de la bolsa es muy pequeña (hablamos de una fisura) y la cantidad de líquido que sale es escasa y de forma intermitente.

Entonces, a veces resulta difícil distinguirlo de pérdidas de orina o flujo vaginal.

Si tenemos dudas sobre si hemos roto la bolsa, podemos tomar las siguientes medidas:

  • Hacer pis para vaciar bien la vejiga y descartar pérdidas de orina, en primer lugar.
  • Colocarnos dentro de la braguita un paño o una toalla limpia y de algún color oscuro, como si fuera una compresa.
  • Dar un pequeño paseo y toser varias veces.
  • Si la bolsa está rota, veremos una mancha más o menos grande de líquido en el paño.
  • Si no está rota, el paño estará seco o con flujo (que es más espeso y viscoso).

 

Cuándo ir al hospital

Si tenemos claro que hemos roto la bolsa o si nos quedan dudas, lo más aconsejable es acudir al hospital. Si se confirma la rotura, será necesario el ingreso y habrá que tomar algunas medidas (monitorización, antibióticos...) para garantizar el bienestar del feto.

Si el líquido está manchado de sangre abundante o presenta un color amarillento, verdoso o marrón, hay que acudir inmediatamente al hospital porque puede suceder que el pequeño tenga algún problema.

Gema Magdaleno del Rey es matrona del Hospital de La Paz de Madrid y asesora de Ser Padres.

 

Etiquetas: dar a luz, parto, parto vaginal

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS