Navidad embarazada

Embarazada en Navidad: cómo sobrevivir

3 minutos

Las fiestas de Navidad pueden llegar a suponer una auténtica prueba de fuego para una mujer embarazada. Te contamos cómo mantener la paciencia.

Navidad Embarazada

La Navidad es una época entrañable y familiar pero también es temporada de copiosas comidas, postres y dulces. Abusamos generalmente del uso de tacones lo que puede terminar pasando factura de tu salud si esperas un bebé. La Navidad es la época del año en que se concentra todo aquello que a la embarazada le está más o menos vetado: las comidas copiosas, los excesos, el uso de tacones y ropa ajustada, el alcohol, el humo del tabaco, los dulces, los embutidos... 

Cuidarse en estas fechas es clave para poder disfrutarlas con plenitud, por ese motivo, Flor María Trujillo, fisioterapeuta obstétrica y osteópata, comparte una serie de claves para sobrevivir a la Navidad y cuidarse si estás embarazada.

Los excesos, los brindis, los tacones… Superar con éxito las fiestas de Navidad al mismo tiempo que se cuida la salud, puede llegar a suponer una verdadera odisea para una mujer embarazada.

Dependiendo del momento del embarazo en el que se encuentre una mujer, la Navidad será un reto en un sentido u otro.
Si la mujer se encuentra en el  primer trimestre de su embarazo tendrá que liar con el cansancio, las náuseas o los mareos. A partir del segundo trimestre es importante también prestar atención a las posturas que mantiene, al peso que adquiere y a los zapatos que utiliza.

SEGURO QUE TE INTERESA...

En estas fechas muchas mujeres embarazadas sacan los tacones de su armario y, si para cualquier mujer el empleo de un calzado excesivamente alto es perjudicial, para las mujeres embarazadas lo es todavía aún más.

“Durante la gestación, la mujer aumenta de peso y se modifica su centro de gravedad a medida que crece la barriga. Además, se producen cambios hormonales que ablanda y estira ligamentos y músculos, provocando que esté más expuesta a torceduras y esguinces”, indica Trujillo.

El aumento del riesgo de caídas es el principal motivo por lo que los tacones estén contraindicados en las embarazadas, pero además Flor María Trujillo advierte de que calzar tacones altos hace que cambien todas las articulaciones del pie, produciendo que rodilla y cadera se flexionen y se incremente la curvatura de la espalda.

La mujer embarazada tiende a sufrir inflamaciones de las extremidades inferiores por lo que este tipo de calzado está contraindicado según explica la experta. Hinchazón o retención de líquidos son dos molestias comunes del embarazo.

Además, es muy importante que la mujer embarazada continúe durante estas fechas realizando ejercicio moderado para evitar que los excesos de la Navidad se sumen al peso ganado por el embarazo y que siga preparándose para el momento del parto a través de sesiones de fisioterapia obstétrica y su preparación al parto.

 “La fisioterapia obstétrica es fundamental para prevenir complicaciones y dolencias del embarazo, ayuda a la paciente a prepararse al parto con estrategias y acciones orientadas a un alumbramiento más natural y a recuperarse tras él mediante la rehabilitación del suelo pélvico y la gimnasia hipopresiva”, explica Trujillo.

La respiración, la gimnasia prenatal, la relajación, las posturas en el embarazo y el parto, así como ejercicios específicos para los huesos o la pelvis son los aspectos fundamentales que esta fisioterapeuta trata con todas las mamás que acuden a su clínica de Granada a diario.

“En FT Trujillo nos encargamos de que la futura mamá se sienta especial, lo que nos importa es cuidar de su salud, por eso nos hemos convertido además, en estas fechas en la opción de regalo preferida por las embarazadas. La fisioterapia obstétrica abarca aspectos preventivos, terapéuticos del embarazo, del parto y del postparto, cuidando de la mujer en todas sus fases vitales”, comenta la experta.

¡Feliz Navidad!

Etiquetas: alimentación en el embarazo, embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS