Embarazada al volante

Consejos para conducir en el embarazo

Puedes seguir conduciendo hasta casi el final del embarazo (tú misma descubrirás cuándo es mejor dejar de hacerlo), aunque con ciertas precauciones.

También te puede interesar: Nuevas normas para viajar con los niños en el coche
conducir_embarazo

El embarazo no es una enfermedad, la embarazada puede seguir con sus hábitos normales, entre los que puede estar conducir. Solo hay que tener algunos cuidados.

Precauciones al volante

  • Conviene mantener una distancia mínima de 25 cm entre el pecho y el volante para evitar impactos contra este o contra el airbag mientras esté desplegándose.
  • Si se puede ajustar la inclinación del volante, conviene dirigirlo hacia la cabeza y el pecho, evitando que quede enfrentado a la tripa.
  • El cinturón de seguridad debe colocarse de forma que la cinta inferior quede por debajo del vientre y la parte superior del cinturón entre los pechos, cruzando uno de los hombros.

¿Hasta cuándo puedo conducir?

Es importante que la mujer cambie su posición al volante y a los mandos del vehículo a medida que vaya avanzando su embarazo.

Al final del tercer trimestre cuando la tripa es muy prominente es posible que el ginecólogo recomiende dejar de conducir, sobre todo si se no llega con comodidad al volante. Además, en la semana 36ª, la parte superior del útero queda por encima de la parte inferior del aro del volante, lo que presenta un riesgo evidente en caso de colisión.
Algunos ginecólogos desaconsejan conducir en los dos últimos meses de embarazo porque la mujer experimenta muchos cambios hormonales y alteraciones en el nivel de azúcar en la sangre o en la tensión arterial, que pueden influir en su capacidad de conducción.

Tras el parto, ¿cuándo puedo volver al volante?

Conviene esperar un poco antes de volver a ponerse al volante. Aunque el ginecólogo indicará cuánto en cada caso específico, la media es de una a tres semanas para quienes han tenido un parto sin complicaciones y de mes, mes y medio para las que han tenido a su hijo por cesárea.

Conviene parar a descansar por lo menos cada dos horas (antes si te encuentras fatigada) y pasear unos diez minutos para estirar las piernas.

¿Y el airbag?

Diseñado para evitar los golpes bruscos, no tiene riesgos significativos para la embarazada ni para el feto ya que el líquido amniótico lo protege.

 

Etiquetas: embarazada, embarazo, parto, trimestres del embarazo, tripa

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS