Fumar en la gestación

Consejos para dejar de fumar en el embarazo

Si te has quedado embarazada, tanto si antes fumabas como si no, sabrás que durante la gestación lo mejor que puedes hacer es no fumar en pro de que tu bebé tenga el mejor desarrollo. Mira aquí algunos consejos que te pueden servir de ayuda.

Cuando una mujer va a tener un bebé sabe que algunos de los hábitos de su día a día van a tener que cambiar, empezando por ciertas actividades que el físico no permite hacer, como también otras que perjudican la salud del feto. Una de ellas, en el caso de las futuras madres que son fumadoras, es dejar de fumar. El problema es que para algunas mujeres gestantes no es tan sencillo. A continuación vemos algunos consejos que pueden servir de ayuda para ello.

¿Por qué dejar de fumar estando embarazada?

Un cigarrillo puede contener más de 4000 sustancias químicas perjudiciales, entre ellas, el monóxido de carbono. ¿Qué ocurre con tales sustancias? Que limitan el suministro de oxígeno que hay en la sangre, así como los nutrientes que le llegan al bebé.

Es por eso que, si una mujer está embarazada e inhala monóxido de carbono, por ejemplo, la sangre que va a enviar al feto no va a estar todo lo “limpia” que podría, además de que va a estar poco oxigenada.

Asimismo, fumar potencia la aparición de muchas complicaciones, tales como:

  • Problemas en el feto y la placenta
  • Aborto espontáneo
  • Parto prematuro y bajo peso del bebé al nacer
  • Mayor posibilidad de sufrir enfermedades respiratorias, trastornos neurológicos o patologías como diabetes, sobrepeso o problemas coronarios, entre otras.

Recomendaciones para dejar de fumar en la gestación

  • Lo primero es dar el paso y ser sincera contigo misma. Y para ello qué mejor que pedir consejo a tu médico, será el que mejor te recomiende los pasos a seguir en tu caso particular. Con su ayuda te resultará más fácil.
  • Convierte tu hogar en un espacio sin humo y olvida todos los objetos relacionados con el tabaquismo. Por ejemplo, ceniceros.
  • Concibe los cigarros como toxinas, piensa en todo lo negativo que te aporta el fumar a tu salud y en todos los beneficios que tendrás por no hacerlo.
  • Haz público tu nuevo objetivo. Si a tu pareja, familiares y amigos les dices que quieras dejar de fumar, tendrás más apoyo a tu compromiso.
  • Evita situaciones o planes que te hagan desear fumar. Por ejemplo, visita lugares en los que no se permita y rodéate de personas que no fumen (o no lo hagan de manera excesiva).
  • Vive tu presente. Muchas veces la acción de fumar sirve como “vía de escape” ante una situación estresante o agobiante, por lo que, en vez de intentar huir a través de la nicotina, trata de tomártelo como un desafío.
  • Disfruta de que tienes las manos y boca libres, será una tontería, pero también es un punto extra a tu nueva vida.
  • Si te fijas una meta, puedes pensar en una recompensa para que cuando la consigas. Por ejemplo, un pequeño caprichillo para ti o incluso un detallito para cuando llegue el bebé.
  • Aprende a disfrutar más de los alimentos naturales y saludables, sobre todo en una etapa de tu vida en la que debes cuidar tu alimentación especialmente.
  • Bebe líquidos, te ayudarán a eliminar toxinas con mayor facilidad.
  • Piensa en tu hijo, si tienes un embarazo saludable, tendrá un mejor desarrollo, crecerá mejor y tendrá menos posibilidades de padecer enfermedades.

Continúa leyendo