Enfermedades en el embarazo

Corioamnionitis: la infección de la placenta., causas y qué debes saber

La corioamnionitis es una infección que puede ocurrir en algún momento del embarazo, habitualmente causada por bacterias, que podrían infectar el líquido amniótico y el feto. Es una emergencia potencialmente mortal que debe ser tratada rápidamente.

Conocida médicamente con el nombre de intraamiótica, la corioamnionitis es una infección que se considera particularmente grave y peligrosa, la cual afecta al líquido amniótico, las membranas, la placenta, el cordón umbilical y el útero.

Se estima que ocurre en el 40-70% de las mujeres que han dado a luz prematuramente y en el 2-4% de las mujeres que han dado a luz normalmente en el noveno mes de embarazo. Es considerada como una emergencia potencialmente mortal, tanto para la mamá como para el niño. Y puede ser responsable tanto de abortos espontáneos como de nacimientos prematuros.

¿Cuáles son las causas de la corioamnionitis?

La corioamnionitis se produce cuando las bacterias y los gérmenes pasan de la vagina al útero. Estas bacterias tienden a vivir normalmente en el área vaginal sin causar problemas. Pero también pueden acabar penetrando hacia el interior, normalmente en casos de rotura prematura de membranas.

Los gérmenes más comunes suelen ser las bacterias coliformes, los estreptococos anaerobios y aerobios, los estafilococos anaerobios y los gérmenes causantes de enfermedades de transmisión sexual.

Las posibilidades, y el riesgo, aumentan en mujeres que presentan antecedentes de infecciones urinarias frecuentes, enfermedades de transmisión sexual, vaginosis bacteriana y cuello uterino corto.

¿Cuáles son los síntomas de la corioamnionitis?

Algunas mujeres no tienen ningún síntoma y se les diagnostica corioamnionitis durante el parto prematuro. Tener fiebre durante la gestación debe hacer sospechar de esta afección, motivo por el cual se recomienda que, ante la presencia de fiebre, se consulte urgentemente al médico para realizar los exámenes necesarios para el diagnóstico.

Otros síntomas pueden apuntar a una corioamnionitis, y deben alertar sobre su gravedad. Son los siguientes: 

  • Dolor en la parte inferior del abdomen;
  • Taquicardias;
  • Secreciones vaginales (como fuga de líquido amniótico maloliente);
  • Glóbulos blancos elevados en el análisis de sangre;
  • Contracciones

Es considerada como una infección peligrosa durante el parto, tanto para la futura mamá como para el feto, dado que aumenta el riesgo de daño cerebral, neumonía, meningitis y, en los casos más graves, la muerte fetal.

¿Cuáles son los riesgos para el feto?

Infección de la placenta
Foto: Istock

La corioamnionitis puede tener distintas consecuencias graves para el feto. Por ejemplo, se pueden producir daños en órganos (como los pulmones o el cerebro), a veces con secuelas a largo plazo; parto prematuro; sepsis o la muerte intrauterina o posparto.

¿Cómo se trata?

Como vemos, la corioamnionitis es una emergencia médica que debe ser tratada rápidamente en un hospital. El tratamiento médico de referencia consiste en antibioticoterapia intravenosa, de muy amplio espectro inicialmente, y cuando la bacteria ha sido identificada, continuar con antibióticos específicos de forma secundaria.

El tratamiento antibiótico se asociará a una serie de medidas adaptadas a la gravedad de la afección. La hospitalización es imprescindible, ya que ofrece la posibilidad de mantener un seguimiento estrecho, adecuado e intensivo tanto de la mamá como del bebé. 

Por otro lado, el manejo del feto se adaptará a la gravedad de la corioamnionitis, al final del embarazo y teniendo en cuenta los resultados de los exámenes biológicos y radiológicos que se hayan realizado. Muy a menudo, es necesaria una extracción emergencia del bebé para evitar riesgos, principalmente a través de cesárea.

Como vemos, la presencia de cualquier síntoma sospechoso (lo que puede incluir fiebre elevada) durante el embarazo, es de vital importancia comunicarlo al médico y, en caso de dudas, acudir al hospital. Y es que, como ocurre con otras enfermedades que surgen durante la gestación, en el caso de la corioamnionitis el tratamiento temprano es de vital importancia.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo