Vacuna y embarazo

Vacuna contra el coronavirus en embarazadas: resuelve tus dudas

Cada vez son más las personas que se inmunizan contra el SARS-CoV-2 gracias al Plan de Vacunación por edades. Pero, hay algunos grupos en los que todavía suscitan las dudas, como el caso de las embarazadas: ¿es mejor ponérsela o rechazarla?

vacuna
Fuente: iStock

Hace apenas un mes saltaba a la luz la noticia de que la cantante Soraya Arnelas, embarazada de cinco meses a sus 38 años, rechazaría la vacuna contra el conocido coronavirus SARS-CoV-2 debido a su estado de gestación. “De momento, si me dan a elegir, prefiero no vacunarme”, decía en medio de una reflexión en sus historias de Instagram.

La cantante aseguraba que había encontrado muy poca información sobre los efectos secundarios de la vacuna en embarazadas y que, por eso y aunque ese es su pensamiento, afirmaba que preguntaría al especialista en su próxima cita y compartiría con sus seguidoras la opinión que le transmitiese él. Además, hacía un llamamiento: “quiero hacer una petición al Ministerio de Sanidad o a quien le corresponda de que comuniquen una única información sobre los efectos secundarios de la vacuna en mujeres embarazadas”. Tiempo después, la cantante rectificó y, finalmente, se ha vacunado.

Atendiendo a las dudas de Soraya Arnelas y a las de otras muchas mujeres que están pasando por su misma situación, vamos a hacer una recopilación de todo lo que se sabe hasta ahora sobre la vacuna contra el coronavirus en mujeres embarazadas y así, cada una podrá tomar la decisión de forma libre.

¿Me puedo vacunar si estoy embarazada?

Antes de pasar a los efectos secundarios de la vacuna en el embarazo, vamos a atender a las recomendaciones generales del Ministerio de Sanidad español. Hace tan solo una semana las embarazadas y las mujeres en periodo de lactancia entraban en el Plan de Vacunación. Las mismas serán llamadas a vacunarse, independientemente del estado de la gestación en el que se encuentren, y recibirán el suero de Pfizer o el de Moderna, ambas vacunas con ARN mensajero.

Se han elegido estas vacunas para este colectivo por ser la que ha demostrado no tener efectos secundarios más graves que los que tendría cualquier persona, de acuerdo al registro de vigilancia epidemiológica V-Safe, realizado en Estados Unidos y que ha monitoreado a más de 36.000 embarazadas con las dos pautas de la vacuna ARNm inoculadas.

Y es que, de acuerdo a un estudio publicado en la revista British medical Journal, las embarazadas que contraen el coronavirus tienen más riesgo de gravedad y de ingreso en UCI que el resto de mujeres. De aquí la importancia de su vacunación.

¿La vacuna podría tener riesgo para el buen desarrollo del embarazo o para el bebé?

“El embarazo no constituye una contraindicación para la vacunación frente a la COVID-19. No obstante, debido a la necesidad de proteger el desarrollo del feto, merece una atención especial y la mayor prudencia”. Así comienza el informe de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y facme sobre la vacunación contra el coronavirus en mujeres embarazadas.

El mismo hacen referencia a los efectos secundarios que podría tener la vacuna en el embarazo: “La creciente experiencia acumulada, que en el momento actual proviene en su mayoría de embarazadas vacunadas en el segundo o tercer trimestre, no ha mostrado señales de alerta en relación con la propia gestación y los recién nacidos, aunque quedan por completar los estudios en marcha específicamente diseñados para este objetivo”, aseguran. Los efectos secundarios no varían con los de una mujer de la misma edad que no esté embarazada: dolor en el brazo, cefalea o cansancio son los más habituales.

Así, vistos esos resultados, afirman que se deberá ofrecer la vacunación a las embarazadas cuando les corresponda “por comorbilidad, edad y riesgo de exposición”.

Eso sí, asegura que hay un momento idóneo para su inoculación: a partir de la semana 20 de gestación, ya que como todos sabemos el primer trimestre es el de mayor riesgo.

¿Existe riesgo para el bebé?

Los expertos aseguran que no habría riesgo para el bebé y que, de hecho, podrían traspasarse los anticuerpos de la madre al feto, aunque esto no está del todo claro. Y es que, ya te contamos aquí que un estudio publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology había demostrado que se podría transmitir la inmunidad, aunque los anticuerpos no serían exactamente los mismos. Se desconoce también el tiempo que dura esa inmunidad en el bebé.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo