Después del parto

El cuarto trimestre de embarazo, el gran olvidado

Aunque no lo creas, en realidad existirían cuatro trimestres de embarazo, y no solo tres, ya que el período posparto es uno de los grandes olvidados, a pesar de su importancia.

Durante el embarazo, llevamos a nuestro bebé durante 40 semanas aproximadamente en nuestra barriga, ofreciéndoles protección para que puedan crecer y desarrollarse cada semana hasta el día de su nacimiento, en el que están listos para salir al mundo.

El cuarto trimestre de embarazo
Foto: Istock

Sin embargo, el hecho de que ya no les llevemos dentro no significa que ya cuenten con las capacidades y habilidades para sobrevivir por sí solos. Los primeros tres meses después del parto son conocidos como el "cuarto trimestre", pues aunque el embarazo ha terminado, el bebé aún nos necesita como si estuviera dentro de nosotras.

Encontramos una propuesta por el Doctor Harvey Krap en el que afirma que los seres humanos nacemos con tres meses de antelación, teniendo la madurez suficiente para sobrevivir, sí, pero no por sí solos.

De acuerdo con esta teoría, la incomodidad que ellos sienten al estar fuera del útero tras nueve meses, sería el motivo por el cual durante sus primeros tres meses de vida se presentan problemas de sueño, cólicos, ansiedad.

Si nos ponemos en la piel del bebé, que ha estado protegido durante 9 meses en un lugar cálido, tranquilo, acogedor, y de repente sale a un ambiente lleno de estímulos nuevos, todos de golpe.

Según esta teoría, los seres humanos nacemos "a media cocción". Somos animales sí, pero a diferencia con los animales, ellos nacen preparados para sobrevivir, caminando, con habilidades más desarrolladas, en cambio el ser humano no. Esto es lo que nos hace vulnerables para la supervivencia, especialmente los primeros meses de vida.

La exterogestación o gestación exterior se refiere a los primeros nueve meses de vida una vez nacemos. En este periodo completamos ese desarrollo mínimo para empezar a ser más independientes.

Cuarto trimestre de embarazo
Foto: Istock

Es importante saber cómo van evolucionando los bebés para poder entender el proceso que van pasando y así irnos adaptando en vez de frustrarnos con expectativas irreales.

Durante esta etapa, el objetivo principal es seguir proporcionándole un entorno lo más similar posible al que tenía cuando estaba dentro del útero. Una cosa curiosa que refuerza esta teoría es que su cerebro crece más rápidamente en las horas y días posteriores al parto, hasta el tercer mes de vida, en el que alcanza la mitad de lo que será su tamaño adulto.

Una de las mejores recomendaciones que os podemos dar los profesionales es que hagáis “oídos sordos” de las opiniones sin fundamento de nuestro alrededor. Es una época que parece que todo el mundo sabe más que tú y eso sumado a tu recuperación física y psicológica y falta de experiencia pueden hacer que nos sintamos vulnerables en muchos aspectos y no todo lo contrario.

Así que aléjate de esa famosa creencia de que los bebés se "malcrían" y tómalo en brazos cada vez que puedas, pues ahora más que nunca, él necesita sentir tu calor y contacto, que le proporcionarán la seguridad que necesita durante ese cuarto trimestre, en el que ya se encuentra fuera de tu barriga, pero aún te necesita.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo