Embarazo múltiple

Embarazada de gemelos: qué hay que tener en cuenta

El embarazo de gemelos se suele considerar de riesgo, pero no hay que alarmarse. Solo significa que hay que cuidarse un poco más.

Embarazada de gemelos: qué hay que tener en cuenta

Los gemelos nacen de la fecundación de un solo óvulo que se divide en el transcurso de diez días en dos embriones.

El embarazo gemelar es un fenómeno que ocurre con una frecuencia similar en todo el mundo: en cuatro de cada mil parejas. ¿Sois una de ellas?

Recomendaciones para un embarazo de gemelos

Cuando vienen dos hay que cuidarse más. El esfuerzo vale la pena porque al final la alegría es doble.

  • Como soportas un gran peso corporal y esto conlleva riesgos, tienes que descansar mucho. Especialmente a partir del séptimo mes, para evitar un parto prematuro.
  • Como hay mayor riesgo de diabetes y de hipertensión, hay que cuidar mucho la alimentación. Es importante mantener una dieta equilibrada con mucha fruta, verdura, cereales integrales y productos lácteos.
  • El control del peso también es importante, porque el exceso de grasas facilita la aparición de otros trastornos. Aunque se puede engordar más que un embarazo único, hay que tener cuidado. El ginecólogo controlará el peso que puedes coger dependiendo de las características de tu embarazo y tu constitución física.
  •  Cuando aparecen contracciones antes de tiempo (en los embarazados múltiples es habitual que ocurra) o el volumen de la barriga dificulta las tareas habituales, es aconsejable guardar reposo. Por ello, los médicos suelen recomendar la baja laboral a partir de la segunda mitad del embarazo.
  • Como el parto suele adelantarse o pueden surgir complicaciones que exijan reposo durante los últimos meses, conviene organizar las cosas de los bebés con bastante antelación y tener todo preparado varias semanas antes de salir de cuentas: el espacio en casa, la canastilla, el cochecito… (luego no habrá tiempo).

¿Y el parto?

En los embarazos gemelares aumentan las posibilidades de parto prematuro y cesárea.

No obstante, la mitad de las embarazadas dan a luz de forma natural por vía vaginal sin más problema que realizar el expulsivo dos veces seguidas.

La colocación de los bebés es determinante para el tipo de parto. Por lo general, cuando la cabeza de los dos niños está orientada hacia abajo el parto se desarrolla sin complicaciones. Este también es posible cuando uno de los niños está cabeza abajo y otro de nalgas. Pero si los dos están de nalgas o uno está atravesado en posición horizontal habrá que recurrir a la cesárea.

Es importante que el hospital disponga de UCI neonatal, pues muchos gemelos nacen prematuros.

Etiquetas: mellizos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS