Vídeo de la semana

¿Cómo tratarlo?

Embarazo y sangrado por el ano: prevención y tratamiento

Antes de preocuparte de más, si estás embarazada y padeces algo de sangrado por el ano, piensa que puede ser debido a las hemorroides, una molestia muy habitual durante la gestación, sobre todo al final y que quizá esté provocada por el estreñimiento. Mira aquí las causas y cómo puedes prevenir y aliviar estos sangrados.

embarazada
Fuente: iStock

Si estás embarazada y percibes algo de sangrado rectal seguramente esté provocado por las hemorroides, una molestia bastante común en el embarazo que se da sobre todo en el último trimestre y después del parto.

Las hemorroides son venas o arterias inflamadas que pueden ser internas o externas dependiendo de si se localizan dentro o fuera del orificio anal. Suelen causar picor, dolor o sangre en el recto y dificultad para evacuar. Se trata de un problema que puede aparecer debido al estreñimiento, así como al peso del útero que comprime las venas de esa zona.

Otra de las razones por las que puedes encontrarte sangre es porque te esfuerzas en exceso al ir al baño y te haces alguna pequeña herida que sangra, o también por limpiarte demasiado fuerte con el papel.

Por último, el sangrado también puede ser causado por fisuras anales, es decir, aberturas pequeñas en el revestimiento del canal anal que se producen por el estreñimiento.

¿Se pueden prevenir las hemorroides y las fisuras anales?

Aunque ninguno de los dos problemas es grave, sí que pueden ser bastante molestos, especialmente si se vuelven crónicos y si una está embarazada. El estreñimiento suele ser el principal causante tanto de las hemorroides como de las fisuras anales, por eso lo mejor es intentar que no aparezca. Sigue estos consejos para prevenirlo o reducir sus efectos:

  • Consume diariamente alimentos ricos en fibra como panes y cereales integrales, frutas (como kiwis y ciruelas), vegetales frescos y legumbres.
  • Mantente hidratada bebiendo mucha agua. Esta hace que las heces se ablanden, lo que favorece la digestión. También puedes optar por zumos de frutas naturales y como remedio casero, beber un vaso de agua tibia en ayunas al levantarte.
  • Intenta seguir unos horarios de comidas uniformes y recuerda masticar la comida despacio.
  • Haz ejercicio físico regularmente. Algunas buenas alternativas son la natación, el yoga o las caminatas. Aquí puedes ver ideas de actividades deportivas recomendadas para embarazadas.
  • Escucha a tu cuerpo, si te pide que vayas al baño, no lo postergues para más tarde. Asimismo, conviene intentar acostumbrarlo a establecer un horario fijo para ir a la misma hora sin esfuerzos.
  • Date masajes en la tripa para ayudar al intestino a trabajar.
  • Si lo vieras necesario, pregunta a tu médico si es aconsejable que tomaras suplementos de fibra.

Tratamiento en el embarazo

Lo primero es identificar cuál es la causa del sangrado. Si se trata de hemorroides quizá puedes consultar con tu médico si pudiera recetarte una crema calmante tópica; si es por fisuras, quizá una crema anestésica local para aliviar el dolor. Si el problema aparece por haberte limpiado con fuerza lo mejor es tener más cuidado y dejar que la herida cicatrice.

En el caso de notar dolor o picor además de la sangre, puedes seguir estas recomendaciones:

  • Usar un papel higiénico suave y sin ser perfumado o toallitas específicas para tratar este problema. Recuerda no frotar con fuerza.
  • Aplicar una compresa empapada en manzanilla fría y aplicarla en la zona unos 10 minutos unas 3 veces al día. También se puede hacer lo mismo con el castaño de indias.
  • Utilizar ropa interior de tejidos naturales como el algodón.
  • Darse baños de asiento con agua fría o aplicar en la zona compresas frías con hammamelis, el que tiene propiedades antiinflamatorias y astringentes. Lo mejor es alternar calor y frío.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo