Salimos de dudas

¿Es posible conocer el sexo del bebé en la primera ecografía?

La creencia popular cree que es en la ecografía del segundo trimestre, sobre la semana 20 de gestación, y es cierto que en la mayoría de casos es este el momento en el que se confirma la noticia, pero hay investigaciones científicas, además de otras circunstancias concretas como la postura del feto en la primera ecografía, que dejan abierta la puerta a que se sepa antes.

Ecografía del embarazo
Ecografía del embarazo (Foto: depositphotos)

Cada embarazo es un mundo diferente que discurre entre momentos álgidos comunes a todos ellos. Del positivo en el test casero, primer subidón de alegría -a excepción de los que no llegan en un buen momento o en las circunstancias deseadas-, le sucede ese instante mágico en el que los futuros papás escuchan el latido del corazón del embrión. Y en esta cronología común, el tercer gran momento, antes todavía de sentir sus primeros movimientos en la tripita de mamá, es el de saber el sexo del futuro bebé. La pregunta del millón, la que más veces responden unos padres a lo largo de los nueve meses junto al “¿tú cómo te encuentras?” que la madre también afrontará a diario. 

Si ya tenéis experiencia como padres, más o menos recordaréis el momento en el que supisteis si tendríais una niña o un niño, pero si sois novatos, es probable que todavía no hayáis resuelto la duda y estéis en ascuas leyendo estas líneas. Lo que la mayoría de las personas creen es que es en la ecografía del segundo trimestre, que siempre se hace alrededor de la semana 20, con un margen hacia arriba y hacia abajo de una o dos semanas dependiendo del caso, y esta, sin que sirva de precedente, es una creencia popular cierta. Es ahí donde los genitales del feto ya están formados y, por lo tanto, es altamente probable de que en esa cita médica el ginecólogo confirme su sexo.

La posición de la placenta

Sin embargo, son cada vez más los casos en los que ya en la primera ecografía -o segunda si se hizo una previa para confirmar el embarazo-, alrededor de la semana 12, este dato se puede conocer. Así lo aseguran investigaciones científicas como la realizada en Canadá por el doctor Saad Ramzi, que concluye, tras analizar más de 5 300 ecografías de mujeres gestantes, que según la posición de la placenta respecto al útero ya se puede conocer el sexo del feto. Según el estudio, en el 97,2 por ciento de los casos los niños presentaban la placenta o el tejido que ayuda a su formación, llamado vellosidades coriónicas, en el lado derecho del útero, y el 97,5 de las niñas, en el izquierdo.

La postura del feto

Dicho esto, independientemente de lo que afirma el conocido como "Método Ramzi", hay un porcentaje de posibilidades notable de que por la postura del feto se pueda determinar también su sexo ya en la eco del primer trimestre. Esto es más probable en el caso de los niños por un motivo obvio, sus genitales son difícilmente confundibles; no así los del sexo femenino, que pueden llevar a confusión. De todos modos, los ginecólogos suelen ir con mucha prudencia en este punto del embarazo, y si no lo ven claro suelen preferir guardarse la noticia para la siguiente revisión. 

Continúa leyendo