Suplementos en el embarazo

¿Es posible tomar melatonina durante el embarazo?

Aunque nuestro cuerpo produce melatonina naturalmente, en forma de suplemento puede ser de mucha ayuda a la hora de tratar problemas de sueño. Pero, ¿es segura durante el embarazo?

Es posible tomar melatonina durante el embarazo
Foto: Istock

La melatonina es una hormona producida de forma natural por nuestro organismo con la finalidad de regular los diferentes ritmos biológicos. Además, también se fabrica de forma sintética en laboratorios. 

No en vano, aún cuando presenta muchas implicaciones en una amplia variedad de funciones de nuestro cuerpo, uno de sus efectos principales continúa siendo la sincronización del ciclo sueño / vigilia. Explicado de forma sencilla, la melatonina tiende a “decidir” cuándo nos quedamos dormidos.

Además de ser producida de manera totalmente natural, también podemos encontrarla en forma de medicamentos o suplementos alimenticios. De hecho, esta hormona sintética ha conseguido convertirse en uno de los remedios más populares contra los diferentes trastornos del sueño.

Si tenemos en cuenta que durante el embarazo es común que surjan algunos problemas relacionados con el sueño, es normal que muchas futuras mamás se pregunten si deberían y podrían tomar esta hormona como un suplemento más. ¿Hasta qué punto es una opción recomendable, y cuándo?

¿Qué es la melatonina y cuáles son sus funciones más importantes?

La melatonina es una hormona que nuestro cuerpo produce de manera totalmente natural, la cual, entre otros interesantes aspectos, se encarga de regular los ritmos cronobiológicos, liberando otras hormonas en función de la hora del día o de la noche en que nos encontremos.

Es naturalmente sintetizada durante la noche en el cerebro a partir de la serotonina. Su producción origina la necesidad de dormir. Pero, además, también contribuye al buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, nuestro apetito, nuestro termostato y, finalmente, a la regulación del nivel de azúcar en sangre.

No obstante, es cierto que se trata de una hormona popularmente conocida porque ayuda a conciliar el sueño, motivo por el cual se ha constituido como una opción útil como suplemento para el tratamiento de ciertos problemas del sueño. De hecho, ayuda a favorecer el sueño ya que le indica a nuestro cerebro que es el momento de conciliarlo.

De ahí que sea una opción útil a la hora de promover el sueño y, en definitiva, para conseguir un sueño mucho más reparador. Además, a diferencia de las pastillas que tradicionalmente se prescriben para dormir, presenta la ventaja de no provocar adicción.

De acuerdo a dos estudios publicados en el año 2005, un tratamiento a base de melatonina sintética fue capaz de reducir el tiempo de conciliación del sueño en personas que padecían insomnio, llegando en algunos casos puntuales en un 60 por ciento, en los que además mejoraba la calidad del sueño profundo, que es considerada como la etapa más reconstituyente.

Pero, ¿se trataría de una opción aconsejada durante el embarazo?

Problemas para dormir y conciliar sueño durante el embarazo

Es común que muchas mujeres embarazadas señalen presentar problemas de somnolencia diurna, fatigas y siestas más frecuentes durante el día a partir de la décima semana de embarazo, además de una mayor duración del sueño nocturno.

No obstante, por lo general coinciden en indicar que la calidad del sueño es muchísimo peor, mientras que la duración del sueño profundo lento tiende a disminuir al comienzo de la gestación.

Estos trastornos, sobre todo durante el primer trimestre, se deben especialmente a los distintos cambios hormonales, principalmente el aumento de la progesterona y el aumento de la secreción de estrógenos, hasta alcanzar un pico al final del embarazo. Por otro lado, también existen determinados factores estresantes que pueden acabar influyendo de forma negativa.

Melatonina en el embarazo
Foto: Istock

Durante el segundo trimestre, en la mayoría de las ocasiones lo más común es que el sueño mejore. A lo largo de esta etapa muchas futuras mamás señalan sentirse menos cansadas y tener más energía, algo que podría deberse con cierta estabilización de sus niveles hormonales. Sin embargo, algunas embarazadas pueden experimentar algunos trastornos del sueño.

La situación puede empeorar de manera más o menos considerable durante el tercer trimestre, cuando suelen producirse muchos despertares e insomnio, en especial a medida que la embarazada se acerca a la semana 40 de embarazo

Es más, es común que se tarde en conciliar el sueño, se produzcan más despertares nocturnos o un mayor riesgo de insomnio, un aumento del sueño ligero y una disminución del sueño profundo, además de una disminución del sueño REM.

Muchos de estos problemas suelen surgir como consecuencia de las fluctuaciones en los niveles hormonales y del aumento del tamaño del útero. Además, también se debe a la aparición de otras molestias típicas como dolores de cabeza, calambres abdominales, fatiga, despertares espontáneos y una micción mucho más frecuente.

¿Se puede tomar melatonina durante el embarazo?

Debemos tener en cuenta que nuestro cuerpo tiende a producir su propia melatonina todo el tiempo. Y, hoy en día, los expertos continúan debatiendo sobre si de deben tomar suplementos adicionales, debido fundamentalmente a que el hecho de que algo sea natural no significa que sea completamente seguro.

Al menos por el momento, no se ha demostrado que la melatonina sea cien por cien segura durante la gestación. Además, no existe una dosis estándar, lo que dificulta enormemente la compra en herbolarios o farmacias, sobre todo sin seguir el debido consejo médico.

Por un lado, la melatonina es considerada segura para su uso a corto plazo, pero no se han estudiado sus efectos a largo plazo. Por ejemplo, un estudio con animales encontró que la suplementación de melatonina durante la gestación ejercía un efecto negativo sobre el peso de la futura mamá, el peso del bebé en el nacimiento y la propia mortalidad infantil.

Por otro lado, otros estudios han mostrado ciertas correlaciones positivas entre la melatonina y la gestación. Se sabe que es esencial para el desarrollo saludable del cerebro, puede disminuir el riesgo de retraso del crecimiento intrauterino, y puede proteger contra los trastornos neuroconductuales en el bebé.

En las embarazadas también podría proporcionar algunos beneficios interesantes, al disminuir el riesgo de preeclampsia, poder reducir el riesgo de parto prematuro, mejorar el funcionamiento de la placenta y mejorar el sueño.

No obstante, dado que aún se necesitan muchos más estudios en humanos, es recomendable siempre hablar con el médico antes de tomar melatonina como suplemento durante el embarazo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo