Salud en el embarazo

¿Es seguro ir a la peluquería y teñirse el pelo durante el embarazo?

Es normal que, durante la gestación, surjan bastantes dudas incluso con hábitos tan comunes como teñirse el pelo. ¿Es verdaderamente seguro utilizar estos productos capilares?

Durante el embarazo es común que se experimenten muchos cambios, especialmente a medida que el bebé comienza a crecer y a desarrollarse. Algunos de los más comunes suelen ser el aumento de peso, molestias como náuseas y vómitos, calambres en las piernas y la aparición de los populares antojos. Además, también suele ser común que la futura mamá se preocupe por el bienestar y la salud de su bebé.

Por este motivo, hábitos que antes de la gestación eran en un principio tremendamente comunes y cotidianos, pueden llevar a la duda, y ocasionar temor sobre su supuesta o no seguridad. Un buen ejemplo lo encontramos en los productos de limpieza que utilizamos comúnmente en nuestro día a día en casa. Y otro es el uso de tintes en el cabello.

Si tenemos en cuenta que, además, el estado de ánimo suele verse ligeramente afectado a medida que la gestación avanza, un cambio en el color del cabello puede ayudar enormemente a la  hora de alegrarte y de sentirte mejor contigo misma. Pero, ¿es totalmente seguro durante el embarazo? 

Muchos tintes para el cabello contienen productos químicos, lo que puede hacer que te preocupes -con cierta razón- acerca de si es seguro o no exponer al bebé a tales toxinas. Se trata de una inquietud absoluta y totalmente normal, y perfectamente válidas. Por suerte, existe muchísima información disponible que te ayudará a decidir si es seguro o no utilizar tinte para el cabello durante el embarazo, y qué opciones podrían incluso llegar a ser bastante más seguras.

El tinte capilar durante el embarazo

Durante mucho tiempo ha existido una regla no escrita de que las mujeres no debían teñirse el cabello durante el embarazo, por temor a ocasionar algún tipo de daño al feto en crecimiento, fundamentalmente por la existencia de sustancias químicas en su composición. Aunque no está del todo claro qué fue lo que verdaderamente ocasionó la aparición de esta preocupación, hoy en día muchas embarazadas continúan preguntándose hasta que punto es seguro teñirse el pelo durante la gestación.

Como opinan muchos expertos, en realidad las preocupaciones de las mujeres acerca de los productos químicos que se venden habitualmente para su uso en el cabello, como podría ser el caso del peróxido o del amoníaco, son totalmente comprensibles.

Teñirse el cabello en el embarazo
Foto: Istock

Sin embargo, la realidad es bien distinta: la concentración de productos químicos en el tinte para el cabello es muy baja. Lo que puede hacer que nos realicemos la siguiente pregunta: si el producto se utiliza en pequeñas cantidades, la suficiente para teñir el cabello, ¿es suficiente como para poner el riesgo la salud del bebé?

Los tintes para el cabello no son peligrosamente tóxicos, por lo que es perfectamente seguro aplicarse color en el pelo durante la gestación. Y es una opción segura tanto si se utiliza un tinte semipermanente como un tinte permanente.

Aunque es cierto que pequeñas cantidades del tinte para el cabello pueden llegar a la piel durante el tratamiento capilar, y aún cuando el tinte pueda entrar en contacto con el cuero cabelludo o incluso con la propia frente, la realidad es que una pequeña cantidad de la sustancia química se absorbe en la piel. Por lo que, al tratarse únicamente de una cantidad pequeña, es poco probable que el químico ejerza algún efecto dañino en la salud del bebé en desarrollo.

Eso sí, en caso de teñirte el cabello en casa, es necesario asegurarse siempre de leer todas las instrucciones que encontrarás en el envase, utilizar guantes a la hora de aplicar el tinte, y dejar el producto no más allá del tiempo necesario e indicado en el paquete.

No obstante, aún cuando todavía te puedan preocupar los posibles efectos negativos del uso de tintes para el cabello durante el embarazo, lo ideal es optar por alternativas, como los tintes a base de sustancias vegetales, que no poseen por tanto los mismos irritantes.

También es posible esperar a teñirse el cabello hasta pasado el primer trimestre de embarazo; es decir, hacerlo a partir del segundo trimestre. Esto es debido a que, para minimizar al máximo el daño potencial al feto en desarrollo, algunos expertos aconsejan no teñirse el pelo durante las primeras 12 semanas de embarazo. Por tanto, lo ideal sería esperar un poco.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo