¿Es recomendable?

Estoy embarazada, ¿puedo coger a mi hijo en brazos?

Cuando una mujer está esperando a un niño uno te los primeros consejos que se le dan es que no debe cargar mucho peso. Pero qué ocurre cuando se tiene otro niño que aún es pequeño… ¿Es malo cogerlo en brazos?

embarazada
Fuente: iStock

Estás embarazada, pero no es tu primer hijo, de hecho, el niño aún es pequeño. En entonces cuando te surge una duda: “¿puedo cogerlo en brazos?”. De siempre se ha aconsejado a las mujeres gestantes que no levanten demasiado peso, y por eso esto te preocupa. Veamos algunas consideraciones al respecto.

¿Puedes coger al niño en brazos?

Como decimos, a cualquier embarazada se le recomienda que no haga muchos esfuerzos, aunque si es un momento puntual, no tienes una gestación de riesgo y quieres cargar a tu hijo, esto no va a suponer un problema para su salud. Sin embargo, sí que debes tener en cuenta algunos inconvenientes.

Recuerda que durante estos meses vas a vivir unos cuantos cambios hormonales y físicos que pueden derivar en afecciones como ciática o lumbalgia, y coger a un niño en brazos puede hacerlas aparecer o incluso agravarlas.

El riesgo de padecer alguna lesión aumenta durante el embarazo porque es una época en la que los ligamentos de la mujer se vuelven más laxos debido a la acción de las hormonas. Esto significa que tendrán menos estabilidad y es más fácil hacerse daño. No olvides que tu cuerpo se está preparando para el parto.

Además de ello, piensa que tu centro de gravedad se ha desplazado hacia la parte frontal debido al aumento de peso y al crecimiento de tu barriga, por lo que esto también incrementa el riesgo de caídas y pérdidas de equilibrio.

Consejos para coger a tu hijo sin riesgos

Como en cualquier otra cuestión, siempre que te surja una duda importante sobre tu gestación lo mejor es que hables con un especialista para que te dé las indicaciones más adecuadas. No obstante, si tu hijo no pesa mucho, tu embarazo no está muy avanzado y quieres cogerlo en brazos, estos consejos quizá pueden servirte de ayuda:

  • Si el niño es un poco mayor y puede hacerlo, pídele que se suba a una silla para que no tengas que agacharte.
  • Aunque lo hagas teniendo mucho cuidado recuerda que igualmente no debes cogerlo durante un tiempo muy prolongado.
  • Si tienes un embarazo de riesgo o te han recomendado reposo relativo o absoluto es mejor que no lo hagas.
  • Mantente activa para tener mayor agilidad y evitar que tus músculos o ligamentos se dañen con algún movimiento.
  • Sobre todo, utiliza tu sentido común. Aunque no haya un límite de peso recomendable, debes tener en cuenta el peso del niño, tu altura, tu fuerza y tus condiciones físicas en ese momento.

Si quieres cogerlo en brazos, sigue estos pasos para hacerlo de la forma más segura:

  • Lo primero, busca una postura correcta.
  • Abre las piernas de forma que los pies estén en la misma línea que tus hombros. Puedes adelantar un pie si te resulta más cómodo.
  • Agáchate flexionando las rodillas, manteniendo la espada recta (no la dobles hacia delante) hasta que llegues a la altura del niño.
  • Cógele de las axilas y levántate, intentando concentrar la fuerza en los muslos y procurando no ejercer presión en la espalda ni en la tripa.
  • Reincorpórate con suavidad sujetándolo lo más cerca de tu cuerpo que puedas.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo