Vídeo de la semana

¿Cómo tratar la gastritis?

Gastritis en el embarazo: síntomas, causas y tratamiento

Se trata de una afección que causa que la capa interior del estómago se inflame y que aparezcan con ello diferentes síntomas. La gastritis se presenta por varias razones y durante el embarazo puede hacerlo de manera más intensa. Descubre por qué se produce y algunos consejos para evitarla o tratarla en el caso de que la padezcas.

gastritis embarazada
Fuente: iStock

La gastritis es una afección causada por la inflamación o irritación de la capa interna del estómago y es muy habitual entre la población general, por tanto, puede afectar también a cualquier mujer embarazada. Suele producir dolores abdominales, náuseas, malestar e indigestión, entre otros.

A diferencia del resto de personas, la distinción está en que los síntomas que pueden vivir las futuras madres son mucho más agudos. Esto se debe a que su sistema digestivo ahora mismo es más sensible y a que la propia condición de la mujer en esta etapa la hace ser más propensa a tener náuseas y vómitos de por sí.

Síntomas de la gastritis

Al inflamarse la mucosa gástrica, el revestimiento del estómago, aparecen con ello una serie de síntomas como estos:

  • Dolor de estómago y en la parte superior del abdomen.
  • Náuseas y vómitos.
  • Ardor de estómago.
  • Aparición de sangre en los vómitos y/o heces negras.
  • Ausencia de apetito y sensación de empacho.
  • Mal aliento.
  • Hipo.
  • Dolor de cabeza y fiebre (aunque no es muy habitual).

¿Por qué se produce?

Hay diferentes motivos que podrían estar causar esta patología:

  • Presión que ejerce el bebé contra el estómago.
  • Utilización de fármacos antiinflamatorios no esteroideos de manera prolongada.
  • Consumo de alimentos picantes.
  • Infección estomacal por la bacteria Helicobacter pylori.
  • Abuso de alcohol, aunque teniendo en cuenta que para las embarazadas está prohibido su consumo, esta no debería ser una causa desencadenante.

¿Cómo prevenir la gastritis en el embarazo?

  • No consumir alcohol, especias ni bebidas con cafeína. Tampoco alimentos grasos o picantes.
  • Tomar en mayor proporción verduras (cocidas, no crudas) frutas y cereales.
  • Comer más lácteos (yogures y queso) para aliviar la irritación del estómago.
  • No tomar dulces.
  • Evitar zumos concentrados y bebidas gaseosas o muy azucaradas.
  • Comer en menos cantidades, pero haciendo más comidas al día. Un consejo es comer despacio y masticar bien la comida.
  • Beber con frecuencia y, en especial, agua.
  • Reducir el estrés en la medida de lo posible.
  • No comer justo antes de acostarse. Lo mejor es esperar un par de horas antes de ir a dormir, esto puede ayudar a que no se produzca reflujo.
  • Usar ropa suelta no muy ajustada.
  • Mantener la cabeza algo elevada (entre 5 y 10 cm) con el fin de que los ácidos estomacales permanezcan en su sitio y se facilite la digestión.

Tratamiento de la gastritis: remedios naturales

  • Eliminar de la dieta los alimentos picantes como salsas, especias o pepinillos, para reducir el ardor estomacal.
  • Evitar alimentos de alto contenido graso como fritos y comida rápida o precocinados.
  • Reducir el consumo de carbohidratos; las harinas no refinadas, las pastas y las carnes rojas hacen que el estómago se vea algo más resentido.
  • No abusar del café y el té, una sola taza puede provocar acidez de estómago. Lo mejor será apostar por zumos de frutas evitando los cítricos que pueden provocar ardor.
  • Limitar el consumo de azúcar. No eliminándola, pero sí prescindiendo de postres muy calóricos o la bollería industrial.
  • Tener una buena hidratación. Se puede tomar agua y bebidas isotónicas.
  • Al principio se puede seguir una dieta líquida y después ir incorporando progresivamente alimentos sólidos.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo