Salud en el embarazo

Hongos en las uñas de los pies durante el embarazo: ¿cómo tratarlos?

Aunque en cualquier otra etapa de la vida los hongos en las uñas de los pies son fácilmente tratables, durante la gestación puede no serlo tanto porque algunas de las opciones de tratamiento existentes pueden no ser tan adecuadas.

Los hongos en las uñas de los pies son considerados como una afección fúngica muy habitual, que en muchas ocasiones suele empezar después de que una erupción, originalmente aparecida en el pie, termine extendiéndose a las uñas. 

Cuando la afección es leve, aparecen manchas blanquecinas y amarillentas, las cuales crecen debajo de los lechos ungueales (consiste en la parte de apoyo de la lámina ungueal). Sin embargo, cuando no es tratado, puede agravarse endureciendo las uñas y extendiéndose a otros dedos de los pies.

A menudo, el hongo empieza en forma de pie de atleta, especialmente en la planta de los pies o entre los dedos. Cuando la afección se encuentra en esta etapa, puede ser fácilmente tratada con la ayuda de algún medicamento de venta libre. Pero no ocurriría lo mismo con los hongos que surgen en las uñas de los pies, ya que pueden ser un poco más difíciles de tratar debido a la lentitud con que crecen las uñas.

De hecho, como coinciden en señalar muchos especialistas, cuanto más grave y severo sea el hongo presente en la uña, más gruesa tenderá a volverse, involucrando finalmente a más uñas, por lo que sería más difícil de tratar.

Durante el embarazo también es posible que se formen hongos en las uñas. Sin embargo, es cierto que su tratamiento puede ser un poco más complicado, debido principalmente a la propia gestación en sí. No obstante, existen distintas opciones de tratamiento seguras que son de muchísima utilidad para este tipo de infecciones.

¿Cuáles son las causas de la aparición de hongos en las uñas de los pies durante el embarazo?

Cerca de un 90 por ciento de las infecciones por hongos que suelen afectar a las uñas son causadas por Trichophyton rubrum y Trichophyton mentagrophytes, dos organismos fúngicos que se caracterizan por ser altamente resistentes y sobrevivir con bastante facilidad en ambientes húmedos o muy húmedos.

Entre los distintos factores que pueden influir en la formación de hongos en los pies, sobre todo en el área de las uñas, se ha encontrado que suelen ser más comunes cuando se utilizan calcetines o zapatos muy ajustados, cuando las uñas son cubiertas con varias capas de esmalte de uñas, ante una mala higiene de los pies (excesiva sudoración), o por determinadas condiciones de salud, como podría ser el caso de la diabetes mellitus.

¿Es posible el tratamiento de los hongos en las uñas de los pies durante la gestación? ¿Es seguro?

Cuando la afección es detectada en las primeras etapas puede ser tratada de forma más sencilla, por ejemplo mediante el uso de cremas antimicóticas tópicas. De hecho, durante la gestación esta tiende a ser una de las opciones de tratamiento más comunes y recomendadas, motivo por el cual es de vital importancia que la infección sea diagnosticada y tratada tempranamente.

Se consideran seguros durante la gestación porque, al ser aplicadas sobre la piel, no tienden a ingresar la suficiente cantidad de principio activo en el torrente sanguíneo, sobre todo como para originar algún tipo de problema.

Tratamiento de la onicomicosis en el embarazo
Foto: Istock

También debemos mencionar determinados esmaltes de uñas que pueden ser utilizados durante las etapas iniciales de la infección, cuando el especialista trata la uña afectada retirando tanta como sea posible, para luego proceder a aplicar el esmalte. Distintos estudios no han mostrado ningún riesgo para el feto, aunque los estudios realizados en mujeres embarazadas son todavía muy limitados.

No ocurriría lo mismo con los medicamentos antimicóticos orales, que deben limitarse  durante la gestación, por lo que únicamente deberían ser utilizados cuando los beneficios superen los posibles riesgos, dado que sí se ha encontrado que pueden afectar al feto, al aumentar el riesgo de malformaciones. Nuevamente, no existen evidencias concluyentes al respecto, por lo que todo dependerá de la decisión del médico en todo momento.

Existen igualmente algunas opciones naturales que suelen utilizarse como remedios caseros durante la gestación, pero por el momento no existe la suficiente evidencia científica concluyente. Sería el caso, por ejemplo, del aceite de árbol del té, que de acuerdo a un estudio aleatorizado, podría ser de utilidad a la hora de tratar la onicomicosis.

Por tanto, en caso de sospechar la posible existencia de hongos en las uñas es recomendable acudir a un podólogo de confianza, e indicarle en todo momento la existencia del embarazo, para que tome las medidas oportunas y seguras.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo