Embarazo

Instinto de anidamiento en embarazadas: qué es y por qué aparece

¿Qué es el síndrome del nido, o instinto de anidamiento, y por qué aparece durante el embarazo? ¿Existen algunos consejos que puedan ser útiles?

El síndrome del nido, también llamado instinto de anidamiento, aparece en muchas mujeres embarazadas cuando llegan al tercer trimestre del embarazo. Este fenómeno consiste en la necesidad irrefrenable que sientes cuando estás embarazada de tenerlo todo listo antes de la llegada de tu bebé. Suele ser más frecuente cuando eres mamá primeriza, pero el síndrome del nido puede afectar a cualquier embarazada.

Síndrome del nido en embarazadas
Foto: Istock

Durante el tercer trimestre, es posible que dediques mucho tiempo y esfuerzo a preparar el “nido” de tu futuro bebé: pintar, amueblar y decorar su habitación, preparar la canastilla y su ropa, limpiar y ordenar la casa, en definitiva, organizarlo todo. Pero en ocasiones este deseo irrefrenable aparece antes, y no sentirás que te pueden las ganas de empezar a comprar y preparar todo.

El síndrome del nido es un instinto maternal animal

El síndrome del nido es muy instintivo y también lo compartimos con otras especies de animales. En la naturaleza podemos observar cómo algunas especies preparan sus nidos, madrigueras o guaridas antes de poner sus huevos o dar a luz a sus crías.

En el caso de los animales, en el nido también es donde dormirán las crías y donde se acumulan alimentos, ya que una vez hayan nacido las crías será más difícil salir a buscarlos.

Igual que los pájaros hacen sus nidos para recibir a sus polluelos, las mujeres embarazadas preparan su hogar para acoger a sus bebés.

¿Por qué aparece el síndrome del nido en el embarazo?

Una de las explicaciones a nivel psicológico de la aparición de este fenómeno es la necesidad de prepararlo todo antes de que llegue el bebé, porque como mujer embarazada intuyes que luego será casi imposible. Es la manera de actuar con la que te sientes más tranquila, sabiendo que tienes todo listo para los cuidados de tu bebé durante los primeros meses.

Otra de las razones es que el síndrome del nido en embarazadas actúa como protector de la salud mental. La preocupación y la ansiedad por la proximidad del parto y el nacimiento te dan mucha energía si estás embarazada.

Causas del instinto de anidamiento en el embarazo
Foto: Istock

Es posible que sientas algo parecido a una hiperactividad, por ello sientes la necesidad de mantenerte ocupada. Así, en lugar de pensar en el miedo a lo desconocido y la incertidumbre de si todo va a ir bien, tu mente puede enfocarse en la ilusión por la nueva etapa, llevando a cabo tareas útiles como prepararlo todo para la llegada de tu bebé.

Si estás embarazada, debes saber que el síndrome del nido en el embarazo no es perjudicial para ti. Al contrario, te ayuda a preparar con ilusión la llegada de tu bebé, incluso puedes hacer partícipe a tu pareja. Realizar esta tarea juntos hará que ambos disfrutéis y participéis en el proceso.

Consejos para las mujeres embarazadas con el síndrome del nido

Es importante recordar que tus fuerzas van a ir disminuyendo conforme avanza tu embarazo, y cada vez necesitarás cuidarte y descansar más. En las últimas semanas, las tareas se te volverán cada vez más pesadas. También puede surgir el imprevisto de que tu bebé se adelante y nazca antes de lo previsto o que te recomienden hacer reposo. Por ello, no te interesa dejar los preparativos para el último momento ni retrasarlos demasiado, sino que es preferible que empieces a planificarlo todo a partir del quinto o sexto mes.

Por otra parte, es importante que no quieras abarcar mucho y tener a punto cosas innecesarias. Debes dosificar tus fuerzas y enfocarte en aquellos temas que de verdad importan. En esta línea, es interesante que puedas contar con ayuda de familiares o amigos, para no realizar sobreesfuerzos ni ponerte en riesgo.

Otro aspecto a tener en cuenta es que no debes hacer compras impulsivas, ya que podrías acabar teniendo objetos inútiles. Las marcas comerciales de productos relacionados con la maternidad saben aprovechar este síndrome del nido en su publicidad. Por ello, saben cómo incentivarte a comprar muchos complementos y ropa para tu bebé que quizás nunca usarás. Una recomendación útil es que compres solo lo necesario para los primeros tres meses. Conforme vaya creciendo tu bebé, verás qué necesidades reales tienes y qué elementos sí o sí tendrás que comprar.

“Una mujer se convierte en madre la primera vez que sueña a su bebé” (Úrsula Perona).

Así que no te sientas culpable si has gastado demasiado dinero en ropita que apenas le pondrás, o si has llenado la casa de cachivaches que tal vez nunca uses: lo que estás haciendo es algo instintivo.

Además, ya has visto que cumple varias funciones, entre ellas, empezar a cuidar de tu bebé preparando su “nido”. Y cuidar es una forma de amar.

Úrsula Perona

Úrsula Perona

Úrsula Perona es psicóloga infanto juvenil y mamá de 3 hijos. Lleva más de 15 años tratando a pacientes de todo el mundo, estando especializada en psicopatología en infancia y adolescencia. El asesoramiento a padres es otra de sus pasiones, pues concede especial atención a la impronta que los padres dejan en los hijos. Es colaboradora habitual en medios de comunicación nacionales de prensa y televisión. Docente universitaria, traslada su experiencia en el campo clínica a los estudiantes de psicología de la Universidad Católica de Murcia. Ha escrito dos libros de divulgación para padres: 'Hijos de Alta Demanda,' y 'Niños altamente sensibles'.

Continúa leyendo