Disruptores endocrinos

La contaminación en el embarazo afecta a la fertilidad durante generaciones

Un estudio analiza los efectos de un fungicida muy usado en agricultura sobre ratones macho expuestos al mismo durante la vida fetal.

Fertilidad

Los disruptores endocrinos son sustancias químicas capaces de alterar el equilibrio hormonal. Estos contaminantes pueden por tanto tener efectos adversos sobre la fertilidad, pero bajo esta denominación se engloba una gran variedad de sustancias cuyos mecanismos de actuación y consecuencias sobre la salud deben ser estudiados por separado.

Ejemplos conocidos de disruptores endocrinos son algunos componentes de los plásticos como los ftalatos y el Bisfenol-A, cuya presencia en objetos de uso cotidiano está empezando a regularse a medida que se conocen sus posibles efectos adversos sobre el organismo. Por ejemplo, en 2011 la Unión Europea prohibió la venta de biberones con Bisfenol-A.

Un estudio muy reciente en el que han participado científicos del CSIC ha examinado los efectos de otro contaminante, la vinclozolina, un fungicida muy usado en agricultura. Los investigadores observaron que la exposición durante la vida fetal a esta sustancia alteraba los genes implicados en el desarrollo testicular y la fertilidad en ratones macho durante al menos tres generaciones.

“El estudio demuestra que los efectos pueden ser debidos a la desregulación de pequeños ARN, que a su vez regulan la expresión de genes codificantes en proteínas clave en la formación de la células germinales”, ha explicado Jesús del Mazo, investigador del CSIC en el Centro de Investigaciones Biológicas. Se trata de otra prueba de que circunstancias ambientales adversas durante el desarrollo y la vida de los organismos son capaces de modificar la expresión de los genes. Estas modificaciones denominadas “epigenéticas” son responsables de la aparición de múltiples patologías como algunos casos de cáncer o infertilidad, y además se pueden transmitir de padres a hijos.

Efectos que se heredan

Tanto la fertilidad masculina, como la expresión de los ARN y los genes que regulan, se ven alterados de la misma manera durante tres generaciones de machos, después de la exposición sólo en la primera generación. Y con dosis inferiores a los niveles en los que se indicaban como “sin efectos adversos observados”, según el índice de toxicidad NOAEL, explica Del Mazo.

Consejos para limitar la exposición a los disruptores endocrinos

  • Consumir alimentos y productos de cosmética ecológicos.
  • Reducir el consumo de alimentos enlatados, que se suelen recubrir con capas plásticas que liberan los disruptores en la comida.
  • No calentar recipientes de plástico al microondas
  • Usar botellas y envases de vidrio
  • Da el pecho a tu bebé. Un estudio ha demostrado que la leche materna contrarresta los efectos tóxicos de muchos compuestos a los que las mujeres están sometidas en el embarazo.

Fuente: CSIC

Etiquetas: embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS