Embarazo

Los resultados de este estudio pueden ayudar a detectar complicaciones del embarazo

Los científicos han sido capaces de generar una simulación del líquido uterino, útil para detectar posibles complicaciones sin realizar intervenciones invasivas.

Los resultados de este estudio pueden ayudar a detectar complicaciones del embarazo
Foto: Istock

El líquido uterino es considerado como uno de los componentes esenciales de un embarazo saludable. En el caso del líquido amniótico, por ejemplo, consiste en un líquido estéril y claro que rodea al feto durante la gestación, el cual no solo permite que el bebé se mueva fácilmente en el útero, sino que lo protege de las infecciones y los choques externos.

En esta ocasión, gracias a un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, hemos sabido que los científicos habrían descubierto una forma de examinar el líquido uterino en un entorno de laboratorio.

De esta forma, sus descubrimientos podrían permitir la detección de complicaciones del embarazo. Y no solo ello: también evitar posibles pérdidas de embarazos sin llevar a cabo procedimientos médicos invasivos.

¿Cómo los investigadores crearon el modelo?

El examen de cualquier elemento interno de un embarazo, o del propio feto en sí, por lo general requiere llevar a cabo una incisión o un método para poder ingresar al cuerpo de la futura mamá. 

Sin embargo, en este estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Missouri, en Estados Unidos, trabajaron con la intención de eliminar este componente tan invasivo. Así, mediante la ayuda de unos tejidos creados por células madre, bautizados con el nombre de organoides, los estudiosos pudieron generar una simulación del líquido uterino.

Y lo que es aún más destacable: este proceso les ofreció la posibilidad de observar más de cerca los distintos elementos de líquido uterino, así como la forma en que funciona.

Como señalan los científicos en el mencionado estudio, “además de mejorar nuestra comprensión de la regulación de la composición del fluido uterino, esta innovación es directa y fácilmente transferible a campos más amplios de la biología celular y organoide, con implicaciones para el desarrollo de enfoques médicos personalizados o de precisión”.

De esta manera, los científicos pudieron estudiar las distintas funciones del líquido uterino, además de su capacidad para transportar elementos del útero al feto. Todo ello sin un procedimiento invasivo en la madre.

Pruebas invasivas en el embarazo
Foto: Istock

Como manifiestan los investigadores, “cada vez que se realiza un procedimiento invasivo en un embarazo, se corre el riesgo de causar daño”. Por ejemplo, “existe la posibilidad de que realmente se lastime al feto, o existe la posibilidad de provocar un aborto espontáneo”. Incluso “también existe la posibilidad de una infección solo porque estás pinchando la piel”.

La creación de un “líquido uterino de laboratorio” podría ayudar a aliviar algunos de estos problemas potenciales no solo para el estudio y las pruebas, sino para la realización de exámenes futuros.

Esta capacidad de examinar las diferentes propiedades del líquido uterino sin ejercer ningún tipo de procedimiento invasivo brinda esperanzas a la comunidad médica, puesto que “se puede extrapolar del modelo lo que funcionará en la vida real, y responder así a las preguntas que conducen a la pérdida y al fracaso del embarazo”.

Otros estudios, publicados con anterioridad, ya han demostrado que el líquido uterino tiene la capacidad de comunicar información muy valiosa sobre la salud de una gestación. Por lo que una comprensión mucho más firme de la forma en que funciona podría permitir a los médicos conocer si existen o no marcadores presentes para los riesgos asociados al embarazo. 

Dicho de otra forma, se podrían obtener indicaciones o señales de alarma de problemas inminentes e incluso pérdidas a partir de la información que proporciona el fluido uterino.

No obstante, los propios científicos son cautelosos. Y es que, al tratarse de un modelo, todavía es necesario investigar la medida en que realmente se pueden extrapolar su eficacia y utilidad en un ser humano real, algo que, todavía, queda por ver. Pero, no hay duda, se trata de un paso revolucionario que tendría “potencial y propósito para el futuro”.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo