Acupuntura, homeopatía, aromaterapia…

Medicinas y terapias alternativas en el embarazo, ¿son recomendables?

Muchas embarazadas se plantean recurrir a la medicina alternativa para paliar las molestias típicas. ¿Puedo someterme a un tratamiento de acupuntura? ¿Y a un masaje de Shiatsu? Te contamos qué tratamientos están recomendados y cuáles es mejor evitar.

También te puede interesar: Tratamientos de estética durante el embarazo
Medicinas y terapias alternativas en el embarazo, ¿son recomendables?

El problema de la medicina alternativa es que no existen estudios controlados en relación con sus potenciales efectos en el desarrollo del bebé

Por eso no se puede ofrecer una información científicamente contrastada, sino que hay que aplicar el principio de precaución, es decir, evitar tratamientos innecesarios siempre que sea posible.

¿Se pueden hacer tratamientos con acupuntura en el embarazo?

Sabemos que estas técnicas se utilizan en China desde hace más de 4.000 años. Sin embargo, no se han publicado estudios que analicen los efectos adversos que podrían tener sobre el desarrollo del futuro hijo cuando se emplea en las mujeres embarazadas.

Hay diferentes modalidades, aunque la más conocida es la que usa agujas que pinchan piel y tejido blando en ciertas partes del cuerpo. También las hay que utilizan el quemado de ciertas hierbas.

 

¿Y con homeopatía?

Al igual que con la acupuntura, no hay estudios controlados sobre sus efectos en el desarrollo del feto. Sin embargo, las dosis utilizadas en los preparados homeopáticos son bajísimas, por lo que podemos asumir que aunque se utilizaran productos peligrosos, las posibles amenazas serían mínimas.

Es importante recordar que muchas enfermedades maternas pueden suponer un riesgo grave para el bebé. Por este motivo, es necesario realizar un control médico adecuado como única forma de disminuir el riesgo de enfermedad en la madre.

Si se sigue un tratamiento homeopático en el embarazo, hay que estar muy seguro de que va a ser efectivo para controlar esa enfermedad y sus posibles peligros.

¿Y la reflexoterapia o los masajes de Shiatsu?

La mujer embarazada puede recibir ciertos tipos de masajes, pero siempre que el ginecólogo conozca la modalidad que se va a aplicar y considere que no está contraindicado para el bebé o para la mujer.

Otra técnica es la presoterapia, que solo aplica presión en zonas corporales específicas para hacer un drenaje linfático.Una vez más, es preferible consultar al ginecólogo.

 

¿Es perjudicial la aromaterapia en el embarazo?

  • Depende del tipo de sustancias aromáticas y de su dosis. Por ejemplo, la embarazada no debería estar expuesta a vapores de mentol o eucalipto.
  • Como norma, la mejor medida de protección es no hacer nada si no se tiene la seguridad de que es inofensivo para el futuro bebé.
  • Por ello, antes de recurrir a cualquier tipo de medicina alternativa o utilizar productos de parafarmacia, se debe consultar con el ginecólogo o llamar al Teléfono de la Embarazada (918 222 436).

 

María Luisa Martínez- Frías es directora del Centro de Investigación sobre Anomalías Congénitas (CIAC) del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.

Etiquetas: embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS