Molestias de la gestación

Molestias en el embarazo trimestre a trimestre

En mayor o menor medida, las mujeres embarazadas sufren a lo largo de su embarazo varias molestias que son normales para su estado. Si quieres conocer cuáles son las más habituales en cada momento del embarazo, trimestre a trimestre, no te pierdas las siguientes líneas.

molestias
Fuente: iStock

Cuando una mujer se queda embarazada, empezará a sentir un conjunto de molestias que, lejos de alarmar, será un fenómeno muy propio de su estado de gestación. Náuseas, hinchazón, acidez o tener un mayor cansancio son algunas de las más comunes

En general, son producidas por los cambios hormonales que experimenta la futura madre durante esta época con motivo de que un pequeñín se está desarrollando en su interior. Algunas aparecen al principio del embarazo y otras más bien al final. ¿Quieres saber cuáles son las más típicas que se presentan en cada trimestre? Te lo contamos. 

Molestias en el primer trimestre

Es una etapa crucial para el desarrollo del pequeño, en ella empiezan a conformarse sus órganos más vitales. Las molestias que surgen en este momento suelen ser las más acusadas debido a los cambios hormonales del cuerpo. Estas son las más comunes: 

  • Hinchazón y sensibilidad mamaria. Los pechos se preparan para la lactancia y los niveles de progesterona y estrógenos hacen que aumenten su tamaño y se vuelvan más sensibles.
  • Náuseas. Una de las molestias más comunes al principio del embarazo, aunque persisten durante toda la gestación.
  • Cansancio y somnolencia. La mujer vive un gran cambio tanto físico como emocional, por lo que las ganas de dormir y el cansancio aumentan.
  • Salivación en exceso. Esta hipersalivación está originada por los cambios hormonales y también se relaciona con las náuseas.
  • Mareos. Pueden producirse dada una bajada de tensión arterial dado que el organismo se está adaptando a la situación.
  • Indigestión. Puede darse debido a que la tripa comprime los órganos digestivos.
  • Dolor de cabeza. El volumen de la circulación sanguínea aumenta y la glucosa disminuye, lo que puede producir intensos dolores de cabeza.
  • Congestión nasal. Los vasos sanguíneos se dilatan y pueden ocasionar congestión

 

Molestias en el segundo trimestre

Según se dice, es la etapa menos molesta del embarazo porque desaparecen las molestias del primer trimestre. Eso sí, podrán sentirse las siguientes: 

  • Calambres. Son contracciones involuntarias de los músculos que suelen aparecer en piernas, pantorrillas y pies.
  • Ciática. Se trata de un dolor intenso en la parte inferior de la espalda por la inflamación del nervio ciático.
  • Estreñimiento. Puede provocarse debido a la acción de las hormonas porque ralentizan los movimientos de los intestinos.
  • Hemorroides. Están asociadas al estreñimiento y pueden producir picor o dolor, a veces incluso, sangrados.
  • Acidez de estómago. Puede darse debido al aumento del útero o a factores hormonales, entre otras causas.
  • Palpitaciones. Se debe al aumento del esfuerzo que hace el corazón debido al incremento del flujo sanguíneo

Molestias en el tercer trimestre

Las molestias del trimestre final de gestación se deben en mayor medida al aumento del volumen de la tripa y del peso. Estas son las más habituales: 

  • Dolor de espalda. La espalda es una de las partes que más sufren; tanto el incremento del peso como la distensión de los ligamentos pueden provocar dolor.
  • Hinchazón y pesadez en las piernas. El volumen sanguíneo se incrementa y esto hace que se acumule líquido en exceso en las piernas, provocando hinchazón.
  • Indigestión. La digestión es más lenta y pesada dado que el útero comprime los órganos que intervienen en ella.
  • Ardor de estómago. La acidez puede darse debido a la acción de las hormonas.
  • Síndrome de las piernas inquietas. Es una molestia que se caracteriza por la incomodidad de las piernas al estar acostada impidiendo descansar bien
  • Ronquidos. Aunque no nunca hayas roncado es posible que empieces a hacerlo debido a que las vías respiratorias se inflaman y producen sensación de taponamiento.
  • Insomnio. El reflujo, la frecuencia urinaria, el dolor de espalda, el síndrome de las piernas inquietas, los movimientos del bebé y las preocupaciones por el parto afectan a la calidad de sueño

 

 

 

 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo