Dieta y salud en el embarazo

Peso en el embarazo: todo lo que debes saber

El aumento de peso en el embarazo es absolutamente normal, aunque el rango considerado como adecuado o normal dependerá en mayor medida del peso que la embarazada ya presentaba antes, especialmente si tenía sobrepeso.

Es normal preocuparnos por el peso, especialmente si tenemos en cuenta la alarma sanitaria existente como consecuencia del aumento de casos tanto de sobrepeso como de obesidad (y todas las enfermedades y patologías relacionadas). Y, a menudo, es común que esta preocupación se extienda también al embarazo. Aún cuando el aumento de peso sea absolutamente normal, sí es cierto que es importante mantener una tasa específica de aumento de peso.

Aumento de peso recomendado durante el embarazo según el IMC

No importa lo que se peses antes de la gestación, durante el embarazo la futura mamá debe aumentar de peso. Incluso aquellas mujeres que médicamente se consideran clínicamente obesas, también necesitan aumentar un mínimo de 5 kg, mientras que las mujeres con bajo peso, o con un peso normal, deben aumentar más de 11-15 kg a lo largo del embarazo.

Una opción útil para descubrir si te encuentras dentro del rango de aumento de peso considerado como normal, es prestar atención al aumento de peso recomendado basado en el Índice de Masa Corporal (IMC):

  • IMC normal (20 a 24): aumento de 11 a 15 kg
  • Bajo peso (menos de 20): aumento de 12 a 18 kg
  • Sobrepeso (25 a 29): aumento de 6 a 11 kg
  • Obesidad (más de 30): aumento de 4 a 9 kg

Estas cifras, como es lógico suponer, son indicadas para mujeres sanas embarazadas de un solo bebé. Las mamás que esperan más de un bebé, por ejemplo gemelos o trillizos, necesitarán aumentar más de peso, pero no se han establecido unos rangos de aumento de peso promedio para estos casos.

No obstante, es un error pensar que se debe comer el doble. La clave no está en la cantidad, y sí en lo que se come. La dieta debe ser lo más nutritiva y saludable posible. Es imprescindible tanto para la futura mamá como para el bebé. Así, por ejemplo a la hora de la merienda, esto significa que en lugar de comer una barra de chocolate (con la excusa de que debes aumentar de peso), sustituirla por deliciosa fruta fresca.

El aumento de peso por trimestres

Es común que la mayoría de las mujeres noten un aumento de peso ligero al principio del embarazo, generalmente alrededor de 1-2 kg durante el primer trimestre. Lo más común es que la subida de peso tenga relación con los líquidos y con el resto de elementos relacionados con la gestación, dado que aún el bebé es muy pequeño.

Pero el aumento de peso en el primer trimestre también dependerá de otros factores. Por ejemplo, si la mamá sufre de náuseas matutinas, es posible que no solo no gane peso, sino que incluso pierda un poco. Siempre que los síntomas mejoren, se recupere el apetito y el peso perdido en el segundo trimestre, no habrá ningún problema. 

La mayor parte del aumento de peso se suele extender durante los dos últimos trimestres. ¿Lo más común? Aumentar aproximadamente 450 gramos por semana, un poco más al final. De hecho, lo habitual es que durante el segundo trimestre se aumente alrededor de 6 kg, mientras que durante el tercer trimestre alcance los 4-5 kg.

¿Sabes cómo se divide todo ese peso?

Quizá te hayas preguntado cómo se distribuye el peso a lo largo del embarazo en el cuerpo. Es posible que sientas que todo se encuentra en el estómago, pero en realidad no es cierto. Para un aumento de 13 kg de peso, a continuación te ofrecemos una aproximación de a dónde van verdaderamente esos kilogramos de más:

  • Bebé: 3,40 kg
  • Placenta: 680 gramos
  • Líquido amniótico: 900 gramos
  • Agrandamiento uterino: 900 gramos
  • Tejido mamario materno: 900 gramos
  • Volumen sanguíneo materno: 1,80 kg
  • Fluidos en el tejido materno: 1,80 kg
  • Almacenes de grasa materna: 3 kg

Entendiendo tu Índice de Masa Corporal (IMC)

Es posible que hayas escuchado que durante el embarazo es fundamental aumentar de 11 a 15 kg, una cantidad que se repite muy a menudo como el rango objetivo de aumento de peso, pero esta cifra orientativa está dirigida a mujeres cuyo Índice de Masa Corporal, o IMC, se encuentra dentro de lo considerado como “peso normal”.

El IMC se calcula teniendo en cuenta el peso actual y la estatura, y el cálculo consiste básicamente en dividir los kilogramos de peso por el cuadrado de la estatura en metros. De esta forma, si por ejemplo pesas 68 kg y mides 1.60 m, tu IMC será de 27, lo que significará que tienes sobrepeso.

Por tanto, el primer paso para determinar cuál es el objetivo personal de aumento de peso durante el embarazo es conocer cuál es el IMC.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo