Síntomas del embarazo

¿Por qué los síntomas del segundo embarazo pueden aparecer antes?

Cuando se confirma el embarazo, y empiezan a surgir los primeros síntomas evidentes, todo es muy emocionante. Sin embargo, ¿sabías que es posible que esas señales aparezcan antes cuando se trata de un segundo embarazo?

Los primeros síntomas de embarazo tienden a aparecer de manera muy variable en las mujeres. En unas, por ejemplo, pueden surgir desde el primer día del retraso de la menstruación, en otras a partir de los 15 días, o de las 3 semanas del retraso. 

En otros casos, sin embargo, no hay síntomas particulares, aparte de la propia menstruación en sí tardía, que sí suele convertirse en una de las señales de embarazo más evidentes. 

También es posible que surjan otros síntomas comunes, como los cambios en los senos. Por ejemplo, es habitual que los senos aumenten rápidamente de volumen al principio del embarazo, volviéndose más sensibles, firmes e incluso dolorosos.

Por otro lado, muchas mujeres se sorprenden al descubrir que algunos de esos síntomas aparecen precozmente en su segundo embarazo; es decir, varias semanas antes respecto a lo que, por ejemplo, ocurrió en el primer embarazo. ¿Por qué?

Por qué es posible que los síntomas en segundos embarazos aparezcan antes

De acuerdo a los expertos, la variación en términos de cuándo surgen los síntomas en las mujeres embarazadas en su segundo embarazo probablemente tendría que ver con el tono de los músculos abdominales, los cuales tienden a debilitarse luego del primer embarazo.

No obstante, antes de proseguir, es necesario tener en cuenta un detalle importante: en ocasiones, la relajación de los músculos abdominales después del embarazo puede ser un síntoma de una afección conocida con el nombre de diástasis de rectos

Una vez que los músculos del abdomen se han estirado como consecuencia el embarazo, suelen estar un poco más “relajados”. En el caso de la diástasis de los rectos, también conocida como la separación de los músculos rectos abdominales, se trata de una complicación potencial del embarazo, y que puede contribuir a que se presente antes en los siguientes embarazos.

Aún cuando la mayoría de los casos suelen resolverse por sí solos después del embarazo, se estima que cerca de un tercio de las embarazadas continuarán con esta afección al menos un año después del parto.

Los síntomas del segundo embarazo
Foto: Istock

Además de aparecer de forma temprana durante un segundo embarazo, también puede originar dolor de espalda, fugas de orina y prolapso. 

No obstante, cuando no hay ningún problema, es común que notar que la barriga crece o aumenta antes en el segundo embarazo. Sea como fuere, a continuación, resumimos algunos de los cambios y diferencias que sí se podrían notar:

  • Es posible experimentar más contracciones de Braxton, y más frecuentes.
  • Es posible experimentar un mayor dolor ubicado en la espalda baja.
  • Se pueden experimentar un agrandamiento y sensibilidad de los senos menos pronunciados.
  • Trabajo de parto más rápido.
  • Después del parto, es posible que surjan dolores posteriores más intensos.

¿Hay algo de lo que preocuparse?

Es normal que, si se sienten algunos síntomas típicamente tardíos de forma temprana antes de las 14 semanas de embarazo, es normal sentir cierta preocupación sobre si algo en concreto pudiera estar mal.

Por suerte, es bastante probable que, en realidad, no haya nada malo. Al contrario, cada embarazo puede llegar a ser completamente diferente, al igual que cada mujer también lo es.

Por otro lado, también es normal que la mamá pueda sentirse más cansada, en comparación con su primer embarazo; o que, sin embargo, ocurra todo lo contrario.

Además de aparecer la barriga antes, muchas mujeres suelen sentir una mayor presión pélvica en los siguientes embarazos. O se quejan, incluso, de que tienen la barriga más baja que en el primer embarazo. 

Nuevamente, es bastante probable que todos estos cambios tengan que ver con los efectos del embarazo anterior tanto en los distintos tejidos de soporte como en los músculos de la pelvis, y los efectos en sí de la progesterona en el tono muscular.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo