¿Por qué se tienen náuseas en el embarazo?

Una de las molestias del embarazo más habituales son las náuseas, los ascos y los vómitos. Pero, ¿por qué se producen? ¿Hay forma de frenarlas?

nauseas

La culpa de las náuseas y vómitos es una hormona liberada durante la gestación. No son un problema si no son muy frecuentes y pueden combatirse, a veces, comiendo frutos secos, entre otras soluciones.


El embarazo es una revolución de hormonas y la culpable de las náuseas es la gonadotropina coriónica humana (GCH). Esta hormona, además de ser la encargada de mantener el cuerpo lúteo y jugar un papel fundamental en la proliferación de células y crecimiento del embrión, también tiene la capacidad de alterar una de las partes del sistema nervioso activando las dichosas náuseas y los vómitos. La GCH, al principio producida por el embrión y luego por la placenta, es una de las responsables de las transformaciones que experimenta el cuerpo de la madre, junto con los estrógenos y la progesterona.


Las náuseas no son una enfermedad siempre y cuando la mujer no vomite en exceso. Se considera un problema si la embarazada pierde entre un 5 y un 10% de su peso corporal se habla de hiperémesis gravídica. En casos graves, puede ser necesario ingresar a la mujer en un hospital para evitar los problemas de malnutrición, deshidratación y posibles defectos de crecimiento en el feto. Es más probable que ocurra esto en las embarazadas de gemelos, ya que tienen dos embriones y una placenta mayor y por ello producen más GCH.


Aunque no siempre son tan graves como en el caso de la hiperémesis, las ganas de vomitar aparecen durante varias semanas: normalmente entre la 5 semana y las 20 de la gestación, coincidiendo con los momentos en que se incrementan los niveles de dicha hormona del embarazo. A partir de la semana 20 el nivel de GCH comienza a reducirse. En algunos casos estas molestias pueden llegar a prolongarse todo el embarazo.


Algunas mujeres las sufren más que otras pero no se conocen los motivos. Otros factores como la dieta, la obesidad o la presencia de una bacteria llamada Helicobacter pylori en el estómago también parecen tener cierto papel, según algunos estudios. También nuestra propia cabeza ayuda, tratar de mantener una psicología positiva aliviará.


No existe fórmula mágica para frenarlas pero sí hay algunas formas para combatir a las náuseas. Las bebidas y comidas frías estimulan menos el vómito. Comer en pequeñas cantidades y con frecuencia, así como beber mucho y comer frutos secos ricos en magnesio también ayuda. Te invitamos a leer el articulo de los trucos de las lectoras de Ser Padres quienes nos cuentan cómo las combatieron.

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: embarazada, embarazo, molestias del embarazo, náuseas, náuseas embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS