Salud en el embarazo

Productos de limpieza seguros durante el embarazo

La mayoría de productos de limpieza, aunque seguros en muchas ocasiones, suelen contener una serie de sustancias y componentes químicos que durante el embarazo sí podrían acabar resultando tóxicos tanto para la futura mamá como, sobre todo, para el bebé.

Durante el embarazo, es normal querer hacer absolutamente todo lo posible para asegurarse que el bebé esté sano, evitando con ello todos aquellos hábitos que podrían convertirse en un riesgo para la salud tanto de la mamá como del propio bebé en sí mismo. Un ejemplo lo encontramos en los productos de limpieza.

Probablemente sabes que muchos de estos productos se caracterizan fundamentalmente por contener distintas sustancias químicas que, en muchos casos, pueden acabar siendo tóxicas. Lo que hace que nos realicemos una pregunta: ¿hasta qué punto son completamente seguros cuando los usamos durante la gestación? 

Pero la realidad es ligeramente distinta a lo que podría llegar a pensarse en un primer momento. Y es que la preocupación no debe aparecer únicamente durante el período que se está embarazada, sino incluso antes de que ocurra la concepción.

Debemos tener en cuenta que algunos productos de limpieza contienen una serie de ingredientes, compuestos y sustancias químicas que presentarían un riesgo mayor de producir anomalías congénitas. Algo que es más común en determinados productos limpiadores, de uso intensivo, como por ejemplo podría ser el caso del limpiador de hornos.

Este tipo de productos contienen, en su gran mayoría, algunos compuestos que podrían afectar al feto. Aunque es cierto que todavía no está del todo claro, de tal manera que aunque no sean necesariamente “inseguros”, esto tampoco significa que hayan demostrado ser cien por cien seguros. Por lo que debemos ir por partes.

Leyendo las etiquetas de los productos de limpieza

Es común contar con una amplia diversidad de productos de limpieza repartidos por toda la casa: debajo del fregadero de la cocina, en el garaje, en el baño… Muchos de ellos son tremendamente habituales en los hogares, tales como limpiadores de suelo, ceras para el piso, quitamanchas o abrillantadores. 

Lo cierto es que muchos de estos productos pueden contener una serie de químicos que pueden ser contaminantes del aire interior. De ahí que sea de vital importancia analizar primero su etiquetado, sobre todo cuando los vamos a utilizar durante la gestación.

Así, si observamos las palabras “peligro”, “veneno”, “corrosivo” o “tóxico” en la etiqueta de cualquier producto de limpieza que tengamos en casa o incluso que vayamos a comprar en el supermercado, lo más recomendable e omitirlos y no usarlos, incluso aunque antes de haber quedado embarazada ya se hayan utilizado, y no hayan ocasionado ningún tipo de problema.

Es común encontrarnos con este tipo de sustancias más tóxicas en determinados productos de limpieza, como limpiadores de desagües y del horno, inodoros y alfombras.

Consejos al usar productos de limpieza en la gestación
Foto: Istock

¿Y cómo podrían afectar al embarazo? Durante el embarazo, es normal que las defensas de la futura mamá se encuentren más bajas, de tal manera que los vapores tóxicos que desprenden este tipo de productos podrían acabar irritando los ojos, la nariz, la garganta e incluso los pulmones.

La mayoría de los limpiadores de cristales, o incluso los de uso más general, suelen caracterizarse por tener una “toxicidad aguda”, por lo que probablemente no molesten ni originen problemas. El problema lo encontramos en que, al menos por el momento, no se conoce a ciencia cierta cómo este tipo de químicos podrían afectar al bebé, por lo que muchos expertos aconsejan optar por aquellos productos de limpieza etiquetados como no tóxicos, y que a ser posible sean totalmente naturales

La importancia de utilizar guantes, siempre

Durante el embarazo, la piel se caracteriza por ser mucho más sensible de lo habitual. Así, determinados productos de limpieza que han sido utilizados sin problemas con anterioridad, durante la gestación podrían causar dermatitis de contacto, ocasionando la aparición de síntomas y reacciones muy molestas, como inflamación, irritación y una incómoda picazón. 

Lo más adecuado siempre que se vaya a utilizar un producto de limpieza, incluso aunque no se esté embarazada, es hacerlo con guantes de látex. Aunque es más recomendable aún utilizarlos siempre que se vayan a utilizar determinados productos, en especial aquellos que contengan lejía, tintes, detergentes, lavavajillas, cloro y fragancias añadidas.

Cómo hacer productos de limpieza caseros y seguros

Otra opción sencilla, al menos a lo largo del embarazo, es sustituir muchos de los productos de limpieza que probablemente tenemos en casa por algunos productos caseros, que podemos elaborar fácilmente y sin demasiadas complicaciones. A continuación, te exponemos algunos consejos y recetas sencillas:

  • Vinagre blanco y agua. El vinagre blanco puede convertirse en una opción natural excelente para limpiar bañeras, azulejos y encimeras de la cocina. Para hacerlo solo tienes que mezclar, a partes iguales, vinagre blanco con agua en una botella con spray. Mezcla bien, y cierra.
  • Peróxido de hidrógeno. Lo cierto es que el peróxido de hidrógeno podría convertirse en un sustituto útil de la lejía. Para utilizarlo, solo tendrás que remojar la ropa que vayas a lavar en una parte de peróxido de hidrógeno por ocho partes de agua. Será adecuado para eliminar las manchas, y conseguir incluso que la ropa blanca se vuelva todavía más blanca.
  • Bicarbonato sódico. El bicarbonato de sodio se convierte también en un excelente quitamanchas, que puede ser utilizado en la ducha o en la bañera para eliminar los restos de cal. Para hacerlo solo tienes que limpiar el área con la ayuda de un trapo o paño empapado en vinagre blanco, y luego espolvorear por encima con bicarbonato de sodio. Es conveniente dejar actuar durante algunos minutos, para luego proceder a limpiar la zona con la ayuda del mismo paño empapado en vinagre.

Eso sí, recuerda algo fundamental: nunca mezcles amoníaco con productos a base de cloro, ya que podría producir vapores y humos peligrosos.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo