¿Qué significan?

Proteínas en la orina en el embarazo: ¿qué indican?

Si tienes unos niveles de proteínas en la orina superiores a los normales, es probable que tengas proteinuria, una condición habitual en el embarazo. Si quieres saber de qué se trata, por qué se produce, los tipos que existen y los síntomas que puede provocar, aquí resolvemos todas estas dudas.

Que en la orina haya presencia de proteínas es una condición que recibe el nombre de proteinuria. Aunque pueda aparecer por complicaciones que no tengan nada que ver con la gestación, ya que pueden padecerla los niños, por ejemplo, se trata de algo bastante habitual en el embarazo y que puede deberse a diferentes causas. Vamos a ver a continuación en qué consiste, por qué se produce y cuáles son algunos síntomas que provoca tal afección.

La proteinuria es la existencia de proteínas en la orina en una cantidad superior a los valores normales. Es decir, una situación que se da cuando se superan los 300 mg en la orina de 24 horas (en el caso de mujeres no embarazadas se da al superar los 150 mg). Suele estar asociada a problemas con los riñones o a trastornos hipertensivos durante la gestación. En el embarazo suele ser normal presentarla puesto que los riñones trabajan con una intensidad más grande.

En la mayoría de casos, se trata de un proceso transitorio que no tiene por qué causar mayor problema. Normalmente, según cada paciente el médico indicará cuál es la mejor manera de tratarla.

¿Por qué se produce?

La proteinuria se produce por causas variadas, las siguientes son las más comunes:

  • Enfermedades relacionadas con los riñones o con órganos que tengan una conexión directa con ellos.
  • Preeclampsia. Es una de las causas más habituales en las mujeres embarazadas. Normalmente se indica guardar reposo, aunque también puede optarse por algún tratamiento farmacológico o el ingreso de la mujer en el hospital.
  • Diabetes.
  • Hipertensión. La tensión alta al final del embarazo puede ser un factor que desencadene este trastorno.
  • Infección en el tracto urinario, algo que puede ser habitual en el embarazo.
  • Intoxicación por la toma de algún medicamento.
  • Estrés emocional.
  • Deshidratación.
  • Exposición al frío o al calor.

Según la razón por la que aparece tal trastorno, la proteinuria puede ser de distintos tipos:

  • Ortostática o postural. El estar mucho tiempo de pie puede hacer que aumenten las cantidades de proteína y por tanto derivar en este tipo de proteinuria. Esta clase suele resolverse de manera espontánea.
  • Transitoria o funcional. Es la que aparece por situaciones como fiebre, ejercicio intenso, convulsiones, cirugía abdominal, infección o estrés, entre otros factores.
  • Persistente. Indica que existen algunas alteraciones renales, por lo que se da cuando los niveles de proteína son reflejo de alguna enfermedad. En este caso puede ser que el origen sea tubular o glomerular. (Esta última es la más frecuente en niños).

Síntomas de la proteinuria

En muchos casos, la mujer embarazada no llega a saber que experimenta esta situación hasta que se hace un análisis de orina. No obstante, hay algunas mujeres que sí que manifiestan algunos síntomas visibles derivados de la proteinuria, como tener las manos y los pies muy hinchados o porque el pis de la mujer tiene un aspecto espumoso.

Por otra parte, otras señales pueden ser cansancio, pérdida de apetito, hinchazón de ojos, dolores de espala, o aumento de peso de la mujer.

Continúa leyendo