Dolor de pubis en la gestación

Pubalgia o dolor de pubis en el embarazo: ¿es frecuente que se produzca?

Se trata de un problema que provoca dolor en la zona del pubis y en la parte interna de la pierna. Aunque no suponga una complicación para el futuro bebé en el caso de las embarazadas que la padezcan, sí que puede hacer que muchas actividades cotidianas les causen una gran molestia. ¿Es la pubalgia habitual durante la gestación?

Salir del coche, subir unas escaleras o ponerse unas medias pueden resultar tareas verdaderamente difíciles, e incluso dolorosas, para aquellas personas que padecen pubalgia.

La pubalgia o dolor de pubis es una afección que suele ser común entre futbolistas ya que practican un deporte en el que se ejercita de forma especial la articulación púbica. Sin embargo, ¿podemos decir que sea también frecuente entre las futuras mamás?

¿Es común que se produzca en el embarazo?

Lo cierto es que sí, es frecuente que sea un trastorno que padezcan muchas embarazadas sobre todo a partir de su sexto mes de gestación. Estas ven limitadas sus actividades más cotidianas por el dolor (más o menos intenso) que sufren en las caderas, en parte de la espalda, en la ingle o en la zona supra púbica y que se incrementa cuando caminan, suben escaleras o incluso cuando simplemente cambian de postura en la cama al dormir.  

Aunque sea una complicación que no vaya a suponer un problema para el peque que está en camino, para la madre sí que puede generar algunas situaciones no muy positivas como depresión, ausentismo laboral o incluso que genere problemas familiares o con el entorno. Esto se debe principalmente a que ese dolor físico puede afectar anímicamente en gran medida.

¿Por qué se produce?

Las causas que lo provocan no son exactas, no hay un origen claro, pero sí que varios factores pueden desencadenarla, principalmente biomecánicos y hormonales:

  • Cambios biomecánicos producidos por el aumento del volumen del cuerpo, como el desplazamiento del eje corporal de la mujer hacia delante.
  • El propio peso del bebé que lo que hace es cargar la zona de la pelvis.
  • Alteraciones hormonales relacionadas con el embarazo. Especialmente debidas a la acción de la hormona progesterona.
  • Influencia genética.
  • Haber padecido problemas de este tipo en embarazos previos.
  • Haber pasado un trauma pélvico antes del embarazo.
  • Gestación múltiple.
  • Tener un índice de masa corporal elevado.
  • Realizar ejercicios extenuantes durante el embarazo.
  • Presentar hipermovilidad en las articulaciones.

Como decimos, se trata de un problema habitual en las futuras madres, pero en su caso, lo más correcto, en ves pubalgia, sería decir que sufren de diástasis de la sínfisis púbica o DSP.

Esto es porque el pubis está compuesto por dos huesos que están unidos entre sí por una articulación bastante sensible que se conoce como sínfisis púbica. Es en esa zona donde se percibe el dolor, ya que, al estar los músculos abductores del muslo insertos en ella, puede propagarse incluso hasta la parte interior de la pierna.

Algunos consejos para reducir el dolor

Si estás embarazada, padeces pubalgia y quieres aliviar las molestias, puedes seguir algunas recomendaciones como estas:

  • No levantes un peso excesivo.
  • Al subir escaleras, no cargues el peso en el lado que más dolor te produzca.
  • Si vas a estar mucho tiempo de pie, realiza descansos frecuentes.
  • Si vas a estar sentada, es mejor evitar cruzar las piernas y cambiar de postura cada cierto tiempo.
  • Controla el peso del embarazo.
  • Hacer ejercicio en el agua puede ser muy favorable.
  • Duerme sobre el lado izquierdo y con un cojín o almohada entre las piernas.
  • Ejercita el área perineal, puedes acudir a un especialista para ello.

Continúa leyendo