Dudas durante el embarazo

¿Una mujer embarazada puede operarse de la vista?

Los cambios hormonales en las mujeres durante la gestación son numerosos, uno de ellos son los problemas de vista. ¿Por qué se producen? Te contamos el enigma y cómo solventarlo.

Son muchas las preguntas que se hace una embarazada: que cuáles son los cambios más importantes, que qué alimentos puede tomar y cuáles no, que si ha de tomar algún suplemento, que cuáles son las visitas que tiene que hacer a su ginecólogo, que si puede tomar alcohol, comer huevos, carne, pescado o, entre otras, podría preguntarse cosas acerca de su vista. Cuándo es mejor operarse de la vista ¿estando embarazada o después del postparto?

El doctor Luis Fernández-Gaytan Carball, oftalmólogo, en una entrevista a Infosalus explica que en el embarazo "puede cambiar el error refractivo que tiene la madre, por lo tanto, sí que se puede producir un aumento en el desarrollo de patologías como pueden ser el astigmatismo, la miopía y otros problemas visuales, debido, sobre todo, a los cambios hormonales". Y añade que: "Lo habitual es que se vuelva a la situación inicial una vez que la paciente haya dejado de amamantar", manifiesta el miembro de la Sociedad Española de Optometría y de la Sociedad española de Cirugía Ocular Implanto-Refreactiva (SECOIR).

Este oftalmólogo detalla que alrededor del 20% de embarazadas que padecen diabetes gestacional requieren un seguimiento riguroso puesto que existe la posibilidad de que la retinopatía diabética progrese. Asimismo, el problema que puede producirse en las madres gestantes es también la sequedad ocular.

¿Cuándo es recomendable operarse?

El consejo que da del doctor Luis Fernández-Gaytan Carball es que las embarazadas vayan al especialista para hacerse una revisión, sobre todo, si ya padecían problemas previos en los ojos porque los cambios hormonales pueden ser un detonante que agrave estas patologías previas. Aunque como ya hemos desarrollado anteriormente, los problemas de vista que tengan las embrazadas generalmente suelen solucionarse una vez que su estado de gestación haya acabado. Normalmente los embarazos miopizan a las madres, por lo que habrá que esperar para conocer realmente el alcance de esta patología.

Es decir, las mamás que están embarazadas no deben operarse con láser en su estado ni padeciendo miopía, hipermetropía y astigmatismo, debe esperar a dar a luz para operarse. No es una cirugía urgente como para que se haga durante el embarazo, ya que puede posponerse hasta después de este o incluso después de la lactancia materna.

Consejos para cuidar tu vista

Ya sabemos que pueden producirse problemas oculares durante el embarazo porque el cuerpo experimenta muchos cambios, y uno de ellos está relacionado con las hormonas. Estas variaciones generalmente duran nueve meses: el periodo gestacional de una embarazada. Desde Ocumed manifiestan que se producen retenciones de líquidos en algunas estructuras del ojo como la córnea o el cristalino. Por ello, algunas recomendaciones que dan para el cuidado de la salud ocular durante el embarazo son:

  • Saca provecho de la luz natural: las luces artificiales cansan la vista rápidamente debido a su intensidad, ante todo aprovecha la luz natural para que tus ojos no se esfuercen mucho.
  • Descansa: recarga tus energías cuando no te encuentres bien para que así los ojos también lo agradezcan y así evitar la fatiga visual.
  • Controla tus patologías previas: cuida y estate alerta ante los signos que puedan producirte otras enfermedades que tengas anteriormente.

Es importante consultar con tu especialista ante cualquier cambio, y que este evalúe tu estado de forma individual, para cuidar tu salud ocular durante el embarazo sin necesidad de operarte si no fuera por una cuestión de urgencia.

También te puede interesar:

Continúa leyendo