Salud en el embarazo

Qué es la cetonuria y cómo se puede tratar en el embarazo

La aparición de cetonas en la orina, sobre todo de forma excesiva y durante largo tiempo, podría ser una señal de diabetes gestacional durante el embarazo. Pero, ¿qué es la cetonuria y de qué forma se trata?

La cetonuria consiste en la presencia anormal de cuerpos cetónicos en la orina, los cuales se caracterizan por ser sustancias que provienen de la descomposición tanto de las albúminas como de las grasas.

Los cuerpos cetónicos son normalmente destruidos en un organismo sano. Sin embargo, cuando aparecen pueden ser una señal de posible diabetes, y son la causa común de los accidentes de cetoacidosis (es decir, la acidez excesiva de la sangre). En cualquier caso, son eliminados a través de la orina.

Además, también se habla de cetonuria para designar a la eliminación urinaria excesiva de los cuerpos cetónicos, como podría ser el caso de la acetona, el ácido acetoacético o el ácido beta-hidroxibutírico. 

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por el mal uso o la falta de insulina en la sangre, secundaria a un déficit en la producción de esta hormona por parte del páncreas. Así, cuando la diabetes se encuentra descontrolada o no es rápidamente tratada, le sigue otra enfermedad conocida con el nombre de cetoacidosis. Pero, ¿qué repercusiones puede tener la cetonuria en el embarazo, y cómo puede ser tratada?

¿Qué es y en qué consiste la cetonuria?

La cetonuria aparece cuando existen niveles elevados de cetonas en la orina, caracterizándose por ser una condición también conocida médicamente bajo los nombres de acetonuria o cetoaciduria.

Pero antes de seguir ahondando en ella debemos tener en cuenta que las cetonas, o cuerpos cetónicos, consisten en unos ácidos producidos naturalmente por nuestro cuerpo cuando las proteínas y las grasas se queman con la intención de obtener energía. Es decir, son el resultado originalmente de un proceso absolutamente normal.

Sin embargo, su producción puede acelerarse como consecuencia de determinadas enfermedades. De hecho, la cetonuria tiende a ser muy común en personas con diabetes, sobre todo en quienes presentan una diabetes mellitus tipo 1. Y también puede ocurrir durante el embarazo o en período de lactancia materna.

Precisamente, cuando los niveles de cetonas aumentan mucho, y además lo hacen durante demasiado tiempo, es posible que la sangre acabe volviéndose ácida, lo que puede dañar la salud.

¿Por qué puede ocurrir durante el embarazo?

Las cetonas pueden desarrollarse en la orina debido a diferentes razones. De hecho, aún cuando es posible que las cetonas aparezcan en pequeñas cantidades a lo largo del embarazo, un exceso de cuerpos cetónicos en la orina, durante un tiempo considerable, podría ser una señal de diabetes gestacional.

La diabetes gestacional consiste en una forma de diabetes que, como su propio nombre indica, aparece únicamente durante la gestación. Se estima que entre un 5 a un 10 por ciento de las mujeres embarazadas la desarrollan.

Cómo se diagnostica la cetonuria en el embarazo
Foto: Istock

La insulina consiste en una hormona producida naturalmente en el páncreas, la cual es esencial para la regulación del metabolismo tanto de las grasas como de los carbohidratos del cuerpo, y ayuda al cuerpo a convertir el azúcar en energía. 

Cuando existe diabetes gestacional significa que las hormonas de la placenta bloquean la insulina, impidiendo que el cuerpo regule, de forma efectiva, el aumento de azúcar en sangre durante el embarazo, lo que puede originar niveles elevados de azúcar en sangre (hiperglucermia).

A diferencia de lo que habitualmente se piensa, la realidad es que la diabetes gestacional es una enfermedad grave, ya que puede dañar los nervios, los vasos sanguíneos y los órganos del cuerpo de la futura mamá. Además, también puede afectar al bebé, pudiendo alcanzar un tamaño mayor antes del momento del parto, dificultándolo.

¿Cómo se trata la cetonuria durante el embarazo?

Dependiendo de los resultados obtenidos con las pruebas de diagnóstico, es posible que el médico recete algunas opciones de tratamiento.

Por ejemplo, si los niveles de glucosa en sangre indican la posible existencia de una diabetes gestacional, es probable que el médico aconseje cambios en la dieta y recetar insulina, con la finalidad de tratar el aumento del nivel de glucosa en sangre.

En caso de que sea debido a una infección, el tratamiento podría consistir en la administración de medicamentos seguros durante el embarazo, útiles para su resolución.

Debemos tener en cuenta que, en ocasiones, la cetonuria puede surgir por cambios en la dieta o no seguir una alimentación equilibrada y regular durante la gestación, especialmente cuando la embarazada se mantiene en ayunas a consecuencia de náuseas y vómitos.

Por ello, no se recomienda saltarse las comidas, realizar comidas pequeñas pero regulares repartidas a lo largo del día, incluir proteínas de calidad y no reducir el consumo de carbohidratos.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo