Vacunas en el embarazo

Qué vacunas se ponen en el embarazo

La vacunación durante el embarazo es fundamental, al ayudar a proteger a la embarazada y al bebé de enfermedades prevenibles, pero graves en caso de producirse un contagio (sin vacunación).

Durante el embarazo, la protección de la salud de la futura mamá -y de su bebé- frente a enfermedades que pueden suponer un riesgo para el correcto desarrollo de la gestación, es sumamente fundamental.

Podemos, de hecho, recordar las recomendaciones de la propia Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), quien señala en un documento realizado por el Grupo de Patología Infecciosa, que “toda mujer en edad fértil debería de estar adecuadamente inmunizada antes del embarazo para que, durante el mismo, tanto la mujer como el feto no sufran una enfermedad prevenible”.

Por tanto, durante la gestación existen una serie de vacunas cuya administración están especialmente aconsejadas y recomendadas. ¿Y cuáles tienden a ponerse de manera rutinaria?

Vacuna de la gripe

¿Qué es la gripe? Consiste en una infección respiratoria causada por un virus, el cual se transmite por el aire e ingresa al organismo de la persona sana a través de la boca o la nariz. Sus síntomas aparecen de forma súbita y son más intensos y peores que los que aparecen con el resfriado.

Se trata de la vacuna antigripal inactivada, la cual ayuda no a prevenir el contagio de la gripe (porque esto fundamentalmente es imposible), pero sí a disminuir las consecuencias más graves que podrían llegar a producirse.

Por ejemplo, el diagnóstico de esta enfermedad infecciosa durante los tres primeros meses de embarazo se asocia a un aumento del riesgo de defectos del tubo neuronal, labio leporino o malformaciones cardíacas en el feto. Mientras que, si el diagnóstico se produce entre el segundo y el tercer trimestre, aumenta el riesgo de partos prematuros, abortos y una disminución del peso del bebé al nacer.

Por tanto, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las gestantes deben ser vacunadas con una vacuna trivalente inactivada (VTI) de la gripe, en cualquier momento del embarazo. También es fundamental mantener una buena higiene; por ejemplo, lavarse las manos habitualmente.

Vacuna del tétanos y la difteria

¿Qué es el tétanos? Se trata de una enfermedad infecciosa ocasionada por el contagio con un bacilo (concretamente la bacteria Clostridium tetani), el cual provoca la infección de algunas heridas, y es capaz de liberar una toxina y atacar al sistema nervioso.

¿Y la difteria? Se trata de una infección bacteriana grave causada por la bacteria Corynebacterium Diphtheriae, la cual puede ocasionar daño en los órganos, así como diversos problemas respiratorios.

Vacunas en embarazadas
Foto: Istock

Esta vacuna es fundamental durante la gestación, no solo por el hecho de que ayude a prevenir estas dos enfermedades a lo largo de todo el embarazo, sino porque es de vital importancia durante el parto, ya que tanto para la madre como para el recién nacido existe riesgo de infección por tétanos.

Vacuna de la tos ferina

¿Qué es la tos ferina? Consiste en una enfermedad infecciosa de origen bacteriano, que ocasiona una tos difícil de controlar, de ahí su denominación también como "tos convulsa".

Se trata de una vacuna recomendada dado que posee una finabilidad doble. Por un lado, ayuda a la hora de evitar que la futura mamá adquiera esta enfermedad, y que por otro lado contagie al bebé.

Además, previene y evita la conocida como transmisión pasiva, que ocurre a través de la placenta de anticuerpos al feto, protegiéndolo hasta los 2 o 3 meses de edad, momento en el que se inicia la primovacunación.

Vacunas contra la COVID-19

A finales del año 2019 empezaron a registrarse en China una serie de infecciones de neumonía que, pocas semanas después, se confirmó que estaban siendo producidas por un nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2, que origina la COVID-19.

Como te hemos explicado en diferentes ocasiones, distintos estudios han mostrado que contraer la infección durante el embarazo, sin estar vacunada, aumenta el riesgo de enfermedad grave y hospitalización. Y, en casos más graves, la muerte.

Debido a ello, ya en agosto de 2021 se publicó en España una actualización, respaldada por la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España y el Consejo de Salud del Ministerio de Sanidad, en la que se ponía de manifiesto que las nuevas variantes tienen una capacidad mucho mayor de desarrollar formas graves de la enfermedad durante la gestación.

Además, ya se sabe que la gestación no supone una contraindicación para recibir esta vacuna, y distintos estudios han demostrado su seguridad tanto en la embarazada como en el propio bebé en sí.

En este sentido, los expertos lo tienen claro: es necesario vacunarse independientemente del momento en el que se encuentre el embarazo, especialmente a partir de la semana 14.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo