¿A clase de yoga?

Yoga para embarazadas: ¡apúntate al deporte!

Practicar ejercicio durante el embarazo es muy bueno para la futura mamá y también para el bebé. El yoga es una excelente alternativa porque combina el ejercicio con el aprendizaje de técnicas de relajación.

Yoga para embarazadas: ¡apúntate al deporte!

El yoga es una disciplina que proviene de la India y se basa en una serie de ejercicios de respiración y posturas, llamadas asanas, que nos ayudan a relajarnos, a ganar flexibilidad, a mejorar la circulación y a estar en buena forma física.

Combinando el yoga con ejercicios cardiovasculares, como los paseos diarios, la futura mamá se sentirá muy bien tanto física como mentalmente y, por lo tanto, estará mucho más activa durante todo el embarazo.

 

¡Controlar la respiración es fundamental!

Una de las claves del yoga, y lo primero que se aprende en clase, es el control de la respiración: la embarazada aprende a respirar profundamente por la nariz muy despacio hasta llenar los pulmones de aire y luego exhalar hasta comprimir el estómago.

Durante el parto, saber respirar resulta de gran ayuda para empujar correctamente en el momento de la expulsión.

Además, la relajación muscular y la elasticidad ganada durante la práctica de yoga facilitan el trabajo del parto y éste suele ser más corto y menos doloroso.

¿Qué precauciones debo tomar?

Cada vez hay más gimnasios que ofrecen clases de yoga para embarazadas. Lo recomendable es comenzar a partir del tercer mes de embarazo y, al igual que cuando se practica cualquier otro ejercicio, es muy importante reducir la intensidad .

Si en algún momento la embarazada siente fatiga, debe parar y descansar. El sobreesfuerzo no es bueno en esta etapa.

Las clases de yoga se dividen por niveles adecuados a las necesidades y la forma física de la embarazada.

A medida que el embarazo avanza, es importante evitar las posturas en las que se pueda perder el equilibrio, ya que el aumento de peso puede provocarnos una caída.

  • ¿Quieres saber dónde? Te contamos algunos centros que organizan cursos de yoga y Pilates para embarazadas.

¡Mi primera clase de yoga!

La ropa perfecta para asistir a una clase de yoga son las prendas ligeras y holgadas, que permitan libertad de movimientos.

Y en cuanto a al frecuencia de las clases, lo ideal es practicarlo al menos dos veces a la semana.

Un consejo: intenta no comer antes de la clase de yoga. Hazlo, por lo menos, una hora antes de comenzar a hacer ejercicio.

Con estas sencillas recomendaciones, podrás practicar yoga durante el embarazo sin ningún riesgo. Aprenderás a aceptar los cambios físicos y emocionales de esta etapa, a respirar correctamente, a relajarte y estarás mucho más activa durante esta etapa.

Etiquetas: deporte, ejercicio durante el embarazo, embarazada, embarazo, yoga

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS