Ansiedad

ansiedad

La ansiedad es un estado de inquietud y de zozobra que, a menudo, utiliza el organismo humano como mecanismo de adaptación a determinadas situaciones.

Desde el momento en que la mujer embarazada conoce su estado, puede iniciarse un proceso de alteración del carácter y de su estado de ánimo cuya duración es difícil predeterminar. Las causas son diferentes: miedo a los cambios que acarrea la llegada de un hijo, temor al parto, incertidumbre por la salud del niño y preocupación ante la modificación que experimenta el cuerpo durante estos nueve meses.

Pero el motivo fundamental que puede alterar su estado psicológico son los cambios hormonales propios del embarazo.

Síntomas
Susceptibilidad, cambios repentinos de humor, angustia, incapacidad para controlar ciertos hábitos, sobre todo la comida, etc.

Riesgos
La ansiedad puede provocar un aborto o un parto prematuro. Y, de acuerdo con recientes investigaciones científicas, una ansiedad de carácter grave durante el embarazo, sobre todo si ocurre en los últimos tres meses de gestación, duplica el riesgo de que el niño nazca con hiperactividad.

Tratamiento
Cuando la ansiedad es moderada, lo mejor es hablar con la pareja, un amigo u otra persona de confianza y compartir con ella cualquier temor.

Deben evitarse las sustancias excitantes que pueden perjudicar al feto, y también las comidas copiosas.

La práctica diaria de ejercicio o deporte moderado favorece el bienestar físico y psíquico de la madre. Es bueno, además, que aprenda a esquivar las situaciones que puedan inducirla a aumentar su ansiedad.

En algunos casos, el grado de ansiedad es tal que la futura madre ve alteradas sus funciones y actividades normales, por lo que debe ponerse en manos médicas para que le sea prescrito el tratamiento farmacológico adecuado.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, futura mamá

Continúa leyendo...

COMENTARIOS