Mitos

Mitos

A lo largo de los siglos han ido surgiendo consejos y creencias en torno al embarazo que no tienen base científica. Todas las madres los han oído alguna vez.

- La tristeza de la embarazada causa malformaciones en el corazón del feto.
Falso
Es verdad que el bienestar emocional de la madre contribuye positivamente en el desarrollo del feto, pero un estado de tristeza no provoca mal alguno en el corazón fetal.

- Fumar poco no es perjudicial.
Falso
Provoca bajo peso fetal, retardo en el crecimiento y parto prematuro, entre otras alteraciones.

- Cuando hay ardores es que el bebé tiene mucho pelo.
Falso
Los trastornos digestivos se deben al reflujo (subida) de una parte del contenido del estómago hacia el esófago. Los ácidos del estómago suelen producir irritación en el esófago.

- Se puede averiguar el sexo del niño por las manchas en la cara de la madre.
Falso
Es normal que la mujer tenga manchas amarillentas irregulares en la cara (se les llama paño facial) durante el embarazo. Están provocadas por la mayor sensibilidad de la piel al sol a causa de los cambios hormonales.

- Los días de luna llena hay más partos.
Falso
La astrología defiende esta teoría, pero la comunidad científica no ha encontrado pruebas de ello.

- La embarazada no debe mantener relaciones sexuales.
Falso
Salvo contraindicación médica, se aconseja practicar el sexo con normalidad. No obstante, algunos obstetras recomiendan evitar el coito durante las dos últimas semanas porque podría aumentar el riesgo de infección y de rotura de la bolsa amniótica.

- ¿Comer por dos?... No, comer para dos.
Falso
La futura mamá no tiene que comer mucho, sino llevar una dieta variada y equilibrada que pueda satisfacer las necesidades de vitaminas, minerales y proteínas que tiene en su estado, sin que se note en la báscula. Más que aumentar la cantidad, lo que conviene aumentar es la calidad.

- Algunas mujeres tienen poca leche o de mala calidad.
Falso
Salvo que la madre padezca algunas enfermedades raras, como el sida, la lactancia materna es el mejor alimento que puede recibir el niño durante los primeros meses de vida. Si mama en buena postura y no le dan biberones, el pecho de la madre fabricará toda la leche que necesita el niño. Todas las madres (salvo rarísimas excepciones) tienen suficiente cantidad de leche para alimentar a su hijo, y siempre es de buena calidad.

- Durante el puerperio está prohibido bañarse.
Falso
Hay que mantener una buena higiene para evitar infecciones. El baño no está prohibido, pero resulta más recomendable ducharse con agua tibia y jabón neutro.

- Las náuseas, el cansancio y la sensibilidad en los pechos son el preludio de un embarazo de riesgo o de un aborto.
Falso
Estos síntomas, propios del primer trimestre de gestación, se consideran normales y no suponen ningún peligro para el futuro niño ni predisponen para una enfermedad. El cualquier caso, la mujer debe informar de sus síntomas al ginecólogo.

- Se puede conocer el sexo por la forma de la tripa.
Falso
Se suele decir que si la tripa es puntiaguda, el feto será un varón, y si es redonda, que será niña. Pero esta creencia es totalmente falsa, ya que la forma de la tripa depende sobre todo del tamaño del feto y de su posición.

- Sus movimientos se notan el segundo mes.
Falso
No es cierto que se puedan percibir a partir de los dos meses de gestación. Comienzan a sentirse entre la semana 16ª y la 18ª, dependiendo de si es el primer hijo o ha habido otros.

- Las manchas del bebé son antojos no satisfechos.
Falso
A menudo la futura madre siente un deseo irresistible de tomar un alimento en particular (pepinillos, galletas saladas...). Siempre que sea un producto sano no habrá ningún problema en satisfacer ese capricho cada vez que se presente. Pero si lo que le apetece es comer alimentos grasos a todas horas, debería poner algún freno a sus antojos. En caso de que por alguna razón no pueda satisfacer su deseo, no perjudicará a su hijo en absoluto. La idea de que los lunares o las manchas en la piel de algunos recién nacidos son antojos de la madre no satisfechos es falsa.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, futura mamá

Continúa leyendo...

COMENTARIOS