Pigmentación

Pigmentación

Los cambios de coloración de la piel son muy frecuentes durante el embarazo: el 90 por ciento de las mujeres tiene algunas manchas en la cara o en el cuerpo, sobre todo a partir del primer trimestre.

Causas
Durante el embarazo aumentan los niveles de estrógenos y progesterona, las hormonas que estimulan la formación de la melanina (una sustancia que pigmenta la piel). Además, la exposición al sol intensifica estos cambios de la pigmentación.

Síntomas
Se oscurece la piel de las areolas y los pezones, los genitales, la línea alba, que va desde el ombligo hasta el pubis, y las pecas, marcas y cicatrices que existían en la piel antes de la gestación. En el cuello y la cara (la frente, los pómulos, y sobre el labio superior) pueden salir unas manchas conocidas como cloasma.

Tratamiento
Todas las alteraciones de la pigmentación que aparecen durante el embarazo se corrigen después del parto, cuando descienden los niveles de las hormonas que aumentan las células pigmentarias.

Lo más importante para prevenir la aparición de manchas es evitar la exposición al sol. Hay que aplicarse una crema con factor de protección en la cara y el cuerpo media hora antes de salir a la calle, y renovar la aplicación cada dos horas. Está contraindicado tomar rayos UVA (se desconoce si son inocuos para el futuro bebé) y tampoco deben utilizarse cremas para blanquear las manchas.

Etiquetas: embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS