Varices

Varices

Son dilataciones de las venas causadas por la acumulación de sangre en su cavidad.

Causas
En la aparición de varices influyen varios factores, como la predisposición genética, el sexo (las mujeres tienen el doble de riesgo que los hombres), o la obesidad. La gestación también predispone, porque, por un lado, la hormona progesterona (que aumenta) hace que se relajen las paredes venosas y, por otro lado, el útero presiona las venas de la zona abdominal y pélvica, empeorando la circulación.

Las venas son las encargadas del transporte de la sangre al corazón, y tienen que realizar ahora un esfuerzo mucho mayor. El riesgo de desarrollar varices aumenta en las mujeres que trabajan de pie o deben mantener la misma postura durante muchas horas.

Síntomas
Cansancio y pesadez en las piernas, sobre todo a última hora del día y en los meses de calor. Picor, dolor e hinchazón de la zona y contracciones musculares. Solo en casos extremos surgen complicaciones como hemorragias, trombosis venosa o infección.

Tratamiento
Para prevenirlas o aliviar sus síntomas se recomienda practicar ejercicio moderado (es bueno caminar a diario), controlar el peso, consumir fibra, evitar mantener la misma postura mucho tiempo, reposar con las piernas un poco más altas que el resto del cuerpo, calzar zapatos con un poco de tacón y evitar el calor directo (por ejemplo, de la calefacción) o el agua caliente sobre las piernas.

Cuando la futura madre es propensa a las varices, debe procurar usar medias de compresión desde el inicio de la gestación y hasta unos meses después del parto.

Según la evolución de las varices y las molestias que provocan, el médico valorará qué tipo de tratamiento debe recibir la mujer. Después del embarazo, tienden a mejorar.

Etiquetas: alimentación en el embarazo, ecografía, embarazada, embarazo, futura mamá

Continúa leyendo...

COMENTARIOS