Embarazo

15 cosas que nadie te cuenta del embarazo

Hay muchas cosas que se dicen del embarazo y sobre las que has leído o te has informado pero hay otras situaciones, generalmente algo más incómodas, que nadie te cuenta. Hasta ahora.

El embarazo es una experiencia alucinante desde la perspectiva de que tu bebé está creciendo en tú interior pero, como ya os habréis dado cuenta, hay cosas muy incómodas que resultan verdaderos desafíos en el día a día. Cosas tan sencillas como encontrar ropa interior que no te corte la respiración o encontrar una postura cómoda para estar sentada en el trabajo (o en el sofá, o en la cama y, si nos apuras, hasta de pie), resultan verdaderas complicaciones que dificultan un poco nuestra vida diaria.

Aquí encontraréis 15 cosas que nadie te cuenta del embarazo pero que en Ser Padres queremos que sepáis porque, aunque lo haríamos las veces que hiciera falta, estar embarazada no es un camino de rosas.

Ante todo debes ser consciente de que tienes todo el derecho del mundo a no sentirte pletórica el 100% de tu tiempo, tienes derecho a comunicarte y decirlo y, sobre todo, a intentar que los demás lo comprendan y, también, a que te dé exactamente igual que no lo hagan porque eso no cambia el hecho de vivir lo que estás viviendo.

Tienes derecho a sentirte exactamente como te sientes.

La sociedad tiende a minimizar los inconvenientes y emociones de las mujeres (no solo durante el embarazo, sino por regla general) por resultar extremadamente incómodos hacerles frente, no es que no podamos entenderlo es que simplemente es injusto que se haga. Sí, una mujer puede sentirse dichosa con su embarazo, emocionada por la futura llegada del bebé, triste por las hormonas, cansada por la espalda y enfadada porque las piernas hinchadas le impiden llevar su vida habitual, y no, no es ninguna loca ni se le está yendo la cabeza al sentir y expresar todo esto.

Las mujeres no tenemos por qué seguir cumpliendo los cánones que se nos marcan a la hora de cumplir con la perfección exigida, por eso os traemos esta lista, para que comprendáis que no estáis solas, que no sois las únicas, que es normal lo que sentís y, sobre todo, que no pasa nada: no sois la excepción a la norma, es que simplemente nunca nos han dejado dar a conocer “la norma”.

 

Continúa viendo nuestras galerías