Alimentación en el embarazo

Comer pescado durante el embarazo potencia la inteligencia del futuro bebé

1 minuto

El pescado que consumimos durante el embarazo influye positivamente en la inteligencia verbal, las habilidades motoras complejas y la capacidad para socializarse del futuro bebé.

Beneficios del pescado azul

Se trata de los resultados del proyecto Nutrimenthe (Efecto de la dieta en la capacidad intelectual de los niños) encargado por la Comisión Europea, que asegura que al ser los pescados grasos la fuente más importante de ácido graso omega-3 de cadena larga, como el ácido docosahexaenoico (un componente clave de las células y sobre todo de la membrana de las células encefálicas), puede contribuir al desarrollo del cerebro y de los ojos tanto del feto como de los bebés alimentados con leche materna.

Para elaborar el estudio analizaron muestras de sangre de más de 2.000 mujeres en su vigésima semana de embarazo y del cordón umbilical del bebé después de nacer. Además, el equipo administró ácidos grasos omega-3 y omega-6 al bebé en desarrollo a través del cordón umbilical. De este modo, los científicos pudieron ver cómo influye el consumo de pescado en la variación genética de la capacidad intelectual.

 

Pescados ricos en Omega-3

Los pescados ricos en ácidos grasos poliinsaturados como el omega-3 son pescados azules: la sardina, el boquerón, la caballa, la palometa, el chicharro… El ácido graso omega 3 reduce los niveles de colesterol malo y triglicéridos de nuestra sangre, de esta manera, nuestro sistema cardiovascular funciona mejor.

Pero recordad que La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición desaconseja comer atún, pez espada, cazón o marisco a las mujeres embarazadas o que sospechan que pueden estarlo, las madres en periodo de lactancia y los niños menores de 3 años, debido a las grandes cantidades de mercurio y metales pesados que contienen.

 

 

Etiquetas: alimentación en el embarazo, desarrollo feto, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS