Descubrir el sexo del bebé

¿Es fiable el calendario chino para saber el sexo del bebé?

La atleta Ana Peleteiro aseguraba hace unos días que el calendario chino le había predicho que su bebé será niño. Pero, ¿este método para conocer el sexo del bebé es efectivo?

La atleta Ana Peleteiro anunció que está embarazada hace tan solo unas semanas. En ese corto intervalo de tiempo le ha dado tiempo, sin embargo, a ocupar varios titulares en la prensa.

tabla china del embarazo
Fuente: iStock

De entre todos, hubo un comentario que lanzó en el programa de El Hormiguero hace unos días que está dando de qué hablar: “Voy a tener un niño, eso dice el horóscopo chino”, afirmó. Y es que, la atleta se encuentra de doce semanas y el sexo del bebé no se confirma (en el mejor de los casos) hasta la ecografía de la semana doce, precisamente, aunque ella todavía no la tiene realizada.

Ella, sin embargo, parece estar bastante convencida de que en su vientre lleva un varón basándose, para ello, en el método del calendario chino o la tabla china (cada vez más famosa en la actualidad). De hecho, fue un paso más allá afirmando que había hecho la prueba con varias influencers que ya habían sido mamás y que, según sus cálculos, con todas había acertado este método ancestral.

“Según el calendario chino, por la edad de la madre y el mes de concepción, a mí me sale niño, y me ponía un 93% de fiabilidad”, contó la medallista olímpica. Y, efectivamente, se trata de un método bastante antiguo que hace un cálculo teniendo en cuenta la edad de la madre y la fecha de concepción . Pero, ¿eso del 93% de probabilidad es cierto?

¿En qué consiste la tabla china del embarazo?

Antes de contar si de verdad es fiable o no, conviene explicar exactamente de qué habla Ana Peleteiro cuando se refiere al ‘calendario chino de embarazo’ (también conocido como ‘tabla china del embarazo’). Este método puede considerarse ancestral, pues la primera vez que se usó, probablemente, fue hace más de 700 años, ya que se encontró en una tumba que data de entonces.

Viéndolo a simple vista nos encontramos con una tabla llena de colores (azul y rosa) y dos parámetros: en uno una serie de años y en el otro una serie de meses. En concreto, el primero serían los años de la madre y el segundo el mes de concepción del bebé. El cuadro en el que ambos parámetros se junten, dará lugar a un color: si es rosa, será niña, si es azul, el bebé que espera la mujer será niño.

Eso sí, no se trata de una tabla que se lea en calendario gregoriano, porque en China se basan en el calendario lunar. Por eso, el mes de concepción no empieza en el 1 y acaba en el 30. Además, la edad de la madre no es la edad real: si la mujer hace los años entre enero y febrero, deberá sumar dos años a su edad real. Si los cumple en cualquier otro mes, añadirá solo un año más a su edad real.

A priori parece raro pensar que un método tan ‘artesanal’ pueda tener una probabilidad tan alta de acierto y, realmente, ¿esto es así? ¿Tiene algún tipo de explicación?

¿Es fiable el método chino para saber el sexo del bebé?

Lo cierto es que no. Ana Peleteiro estaba confundida al hablar de la probabilidad, o al menos, eso es lo que confirman diferentes estudios científicos que han investigado acerca del origen y de la fiabilidad de este sencillo método para descubrir el sexo del bebé.

Y es que, nos encontramos ante una ‘pseudociencia’ más: el estudio más importante sobre esta cuestión se llevó a cabo en Suecia en el año 2010 y llegó a la conclusión de que el éxito de la tabla china del embarazo es del 50%, aproximadamente. Para llegar a ella, analizaron los datos de nacimiento de 3.400.000 casos entre los años 1973 y 2006. “Aunque éramos escépticos, tratamos de mantener la mente abierta y solo analizamos los datos para ver si había algo. No lo hay”, afirmó el doctor Eduardo Villamor, experto en salud pública y uno de los autores de dicha investigación. “Según los resultados, no confiaría en absoluto en esta predicción”, explicó en una rueda de prensa en su día.

Por tanto, aunque no se trata, según la ciencia, de un método demasiado fiable, sí que puede ayudar a las mujeres embarazadas que sientan mucha curiosidad a adelantarse a la ecografía de la semana doce y ‘jugar’ con las posibilidades de que lo que esté esperando sea niño o sea niña, aunque luego el ginecólogo lo acabe de confirmar o desmentir.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo