Desarrollo del bebé

¿Lloran los bebés en el interior del útero?

Todo lo relacionado con el desarrollo del bebé en el interior del útero pasa a convertirse en una auténtica incógnita. Si bien es cierto que hoy en día seguir su evolución es muchísimo más sencillo (gracias a los ultrasonidos que se llevan a cabo de forma rutinaria cada cierto tiempo), todavía hoy entrañan muchas dudas tanto para los padres como para los científicos. Una de las preguntas más habituales es si los bebés pueden llorar dentro del vientre materno.

Cuando te enteras que estás embarazada, y que en unos meses vas a dar a luz un bebé, es muy normal que de repente surjan muchísimas dudas relacionadas con el desarrollo y la evolución del feto. Como madre o padre nunca olvidarás la primera vez que, por ejemplo, escuchas los latidos de su corazón a través de la primera ecografía, o cuando empiezas a verlo cómo se mueve, visualizándolo en tiempo real mostrando luego algunas de sus nuevas habilidades, como moverse o patear.

Gracias a los avances médicos que se han producido en las últimas décadas, hoy en día los padres pueden presenciar el desarrollo de su bebé en el útero como nunca antes había pasado, pero todavía es normal preguntarse qué es lo que el bebé puede hacer mientras se encuentra en el útero, lo que puede convertirse en todo un misterio.

Por ejemplo, se sabe que el bebé puede practicar la succión mientras todavía se encuentra en el útero. Y que, además, pueden tragar. Pero, ¿qué ocurre con el llanto? Todos sabemos que, una vez nacen, pasan una cantidad significativa de tiempo llorando, principalmente porque es una de las únicas maneras que tienen en un principio de poder comunicarse. Lo que hace que nos preguntemos… ¿lloran los bebés en el útero?

¿Cómo responden los bebés en el útero?

Una vez que los investigadores notaron que casi de forma inmediata después del nacimiento los bebés mostraban preferencia por la voz de su madre, empezaron a sentir cierta curiosidad por conocer cómo respondían en el útero. Lo que hizo que intentaran responder a algunas preguntas básicas: ¿es posible que los bebés aprendieran las voces de sus madres cuando todavía se encontraban en el útero? ¿O, por naturaleza, únicamente sabían de forma automática quiénes eran sus madres?

Ahora sabemos que los bebés empiezan a aprender -y a responder- al mundo mientras se encuentran todavía en el interior del útero. Por ejemplo, los estudios han demostrado que los bebés empiezan a responder al sonido en el útero cuando ya tienen 16 semanas de edad, antes incluso de que sus oídos estén completamente desarrollados. Y también encontraron que hablar y tocar al bebé en el útero le afectada directamente, lo que ocasionaba que tendieran a patear y a moverse más como resultado.

¿Qué ocurre exactamente cuando un bebé llora?

Un estudio publicado en el año 2004 demostró que el llanto del bebé tiene un componente vocal y no vocal. Esto significa que, cuando un bebé empieza a aprender a llorar en el interior del útero, está exhibiendo la parte no vocal del llanto.

No debemos olvidarnos que el llanto se convierte en un hito importantísimo en el desarrollo del bebé. De hecho, un bebé que llora demuestra que tanto su cerebro como su sistema nervioso, y también su cuerpo, están funcionando de forma correcta para lograr llorar. Lo que significa que es capaz de reconocer algún tipo de estímulo externo, procesa que ese estímulo es algo potencialmente dañino o amenazante (se trata, por tanto, de un estímulo negativo) y reacciona a través de un conjunto de múltiples vías, como tratar de vocalizar o alejarse físicamente.

En definitiva, el llanto asegura que el bebé puede indicarle a su madre, padre o cuidador que necesita ayuda, necesita salir de una situación que cree amenazante, o que está angustiado. Literalmente, se trata de un mecanismo de supervivencia.

Entonces, ¿puede el bebé llorar en el útero?

Como manifiestan muchos expertos, en un principio la respuesta corta es sí. Es decir, los bebés lloran en el útero. No obstante, los investigadores no están del todo seguros hasta qué punto, fundamentalmente porque llorar dentro del útero no es lo mismo para el bebé. Por ejemplo, un bebé que llora fuera del útero puede verse un poco distinto a cuando lo haría en el interior del útero.

En el estudio mencionado anteriormente, los científicos notaron que el bebé exhibía determinados comportamientos que se correlacionaban con cómo se vería el llanto fuera del útero: por ejemplo, inhalaba y abría la boca mientras la lengua bajaba, para posteriormente mostrar tres respiraciones aumentadas. La tercera y última respiración presentó una pausa en la inhalación, así como una exhalación prolongada con “asentamiento”. Es decir, los investigadores encontraron que el bebé lloró brevemente

Así, de acuerdo a los resultados del estudio, se acuñó el término “llanto neonatal”, porque aunque gran parte del procesamiento detrás del llanto del bebé, así como los diferentes componentes físicos -reales- del llanto fueron los mismos (como sus movimientos corporales, así como patrones relacionados con inhalar y exhalar), no se trata exactamente del mismo tipo de llanto. Básicamente porque el bebé todavía no puede emitir ningún sonido.

Pero ¿cuándo empezarían los bebés a llorar en el útero? Los médicos saben que los bebés desarrollan todos los requisitos previos necesarios para llorar a alrededor de las 20 semanas de gestación. Por ejemplo, puede abrir la mandíbula y extender la lengua, entre otros. Luego, también saben que, hacia las 24 semanas, los bebés pueden no solo responder al ruido presente en el entorno, sino a producir sonidos de llanto.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo