Bebés prematuros

Multiplican la posibilidad de sobrevivir de los prematuros nacidos antes de la semana 24

3 minutos

Recrean un útero de manera artificial para aumentar la posibilidad de sobrevivir de los prematuros de la semana 24 de embarazo. Este avance podría salvar millones de vidas. Un grupo de investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia, en Estados Unidos, ha desarrollado un sistema que reproduce fielmente el entorno del vientre materno.

Aumentan hasta el 90% la posibilidad de sobrevivir de los prematuros de la semana 24

Existe una gran barrera para los bebés nacidos antes y después de las 24 semanas de embarazo. Se calcula que, en Estados Unidos, 7 de cada 10 bebés nacidos en la semana 23 mueren. Conscientes de este hito de desarrollo, los científicos estadounidenses han creado un útero artificial para solventar "las prisas por nacer" de los bebés prematuros extremos. Con este avance, multiplicarían sus posibilidades de sobrevivir. Se trata de un fiel reflejo del útero materno. Consiste en una bolsa de plástico llena de líquido similar al amniótico, conectada al exterior por el cordón del bebé.

Según los investigadores, si los bebés que nacen en la semana 24 pasasen tan solo cuatro semanas más en el útero artificial, sus probabilidades de sobrevivir ascenderían al 90%. Ésta ha sido, por tanto, la motivación que les ha llevado a investigar y construir un entorno artificial similar al del útero materno. En España nacen cada año 31.000 niños prematuros, lo que supone 1 de cada 13 nacimientos.

Cómo funciona el útero artificial

ÚTERO ARTIFICIAL

El invento, llamado Biobag, está compuesto por una bolsa de plástico herméticamente cerrada y llena de un fluido casi idéntico al líquido amniótico. Un motor hace que el oxígeno necesario se introduzca dentro de la bolsa como si fuera la placenta y que funciona por el latido del corazón del bebé.

Para saber si podrá ser viable con bebés humanos en el futuro, investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia experimentaron con corderos de 107 días de gestación (40 semanas equivale a 280 días), el equivalente a entre 23 y 24 semanas de un bebé. Los pusieron dentro del útero artificial con líquido amniótico, conectaron el cordón umbilical a la máquina destinada a "alimentarlos" y allí pasaron 28 días hasta que les llegó el momento de "nacer".

Lo más importante, sirvió para concluir tienen un desarrollo pulmonar y cerebral normal "normal" y caminan y se comportan igual que una oveja recién nacida del útero de su madre.

¿Por qué es mejor este útero artificial que las incubadoras?

De momento, únicamente se ha testado con animales, concretamente con ocho corderos, quienes se desarrollaron correctamente durante el periodo que permanecieron en este invento. Todo maduró según lo previsto: pulmones, cerebro, corazón y tejidos, por lo que los investigadores consideran que el experimento ha sido todo un éxito. Eso sí, siete de ellos fueron sacrificados por protocolo y solo uno vive ahora, afortunadamente crece con total normalidad.

La diferencia con las incubadoras es que éstas obligan al bebé a estar en contacto con el aire, ya que detiene el desarrollo de los órganos y, además, puede transportar todo tipo de virus o bacterias, fatales para los pequeños.

Alan Flake, director de la investigación, ha explicado que todavía se tiene que continuar investigando mucho más “antes de desarrollar un dispositivo para humanos”, y que espera que durante los próximos cinco años se puedan empezar las primeras pruebas con bebés humanos.

Etiquetas: bebé prematuro, semana 24 de embarazo, vientre materno, útero

Continúa leyendo...

COMENTARIOS