Vídeo de la semana

Ventajas y desventajas

¿Qué es un doppler fetal y qué debemos tener en cuenta?

Es un aparato que se puede comprar para uso privado que permite escuchar desde el exterior el latido del feto en el interior del útero, pero es importante informarse bien antes de adquirirlo.

Doppler fetal
Doppler fetal (Foto: iStock)

Un dispositivo electrónico que funciona con batería, de fácil acceso a través de internet, no excesivamente costoso, y que permite escuchar el latido del feto desde el exterior gracias a una sonda -viene con el producto- que, una vez cubierta con un gel especial para ultrasonidos, rebota el sonido que las ondas que emite detectan en el interior de la piel de la mamá. Suena genial, ¿verdad? Esto es exactamente un dopper fetal, pero no todo es tan sencillo como lo pintan. Te contamos por qué. 

En realidad, ya te hemos dado una pista al resumirte su funcionamiento. Si un dopper rebota el sonido que capta, quiere decir que no sabe discriminar entre dichos sonidos, por lo que puede ser el corazón del bebé latiendo como cualquier otro ruido que acontezca en esa zona del organismo de la mamá. Y aunque pueda parecer desde fuera que apenas hay ruidos, para nada es así; simplemente el aire en los intestinos e incluso la circulación de la sangre por la placenta generan suficiente ruido como para ser detectado por el dopper fetal. 

Cómo interpretarlo

Este ruido, para un médico, seguramente no sea un elemento de distorsión, y pueda diferenciarlo perfectamente del latido, pero para cualquier persona que no sea experta en la materia; es decir, para la mayoría de padres, sí lo es, por lo que pueden llegar a confundirse fácilmente. Y entonces pierde toda su eficacia el dopper fetal, en principio ideado para que sea una herramienta casera para el control de la salud del feto, pero cuyo uso y sobre todo la interpretación de lo que emite, no es nada sencilla de realizar con éxito. 

Por este motivo, este tipo de dispositivos, sobre los que no existe evidencia científica de que conlleven algún riesgo para la salud del bebé o de la mamá, generan división de opiniones tanto entre los expertos como entre los padres que lo han utilizado en alguna ocasión. 

De todos modos, y teniendo también en cuenta que ningún dopper fetal que se venda actualmente en el mercado garantiza poder emitir el sonido del latido del corazón del feto hasta la semana trece aproximadamente, lo recomendable si deseáis adquirirlo es consultar previamente al ginecólogo. Seguramente os dará su opinión y quizá pueda recomendaros algún modelo en concreto, además de daros algún consejo para sacarle partido sin equivocaros al utilizarlo. 

De lo contrario, su uso será contraproducente, ya que puede generar ansiedad si no se escucha el latido y también falsa confianza si se interpreta como latido lo que en realidad es cualquier otra cosa. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo