Desarrollo del bebé

¿Qué siente el feto en la tripa cuando su mamá llora o está triste?

Ya en el vientre materno, el bebé está conectado con absolutamente todo lo que vive y siente su mamá. Tú eres su único contacto con el mundo y lo que te pase también le pasa a él. Si lloras o estás triste, él lo sentirá así.

Dicen que el vínculo que une a una madre con sus hijos es irremplazable e inigualable. Y es cierto: ella y su bebé están conectados desde que este empieza a existir dentro de su vientre materno. Durante los nueve meses de gestación será el único contacto que tenga con el mundo interior y exterior, así que todas las sensaciones que experimente ella, también le llegarán al pequeño que crece en su interior de manera directa. Las sensaciones físicas, pero también las emocionales y psicológicas.

¿Alguna vez os habéis parado a pensar qué sentirá el bebé dentro del vientre materno cuando su madre ríe? ¿Y cuando llora? La ciencia sí lo ha hecho y ha llegado a varias conclusiones dignas de comentar.

El bebé experimenta la tristeza de su madre

Hace algunos años, investigadores de la Universidad de California-Irvine, reclutaron a un grupo de mujeres embarazadas y las revisaron para detectar depresión antes y después de dar a luz. Además, hicieron pruebas a sus bebés después de nacer para observar su nivel de desarrollo.

“El bebé se prepara para la vida en base a los mensajes que transmite su mamá antes de nacer”, afirmaba entonces Curt A. Sandman, el autor principal de la investigación. Y es que, la conclusión más importante a la que llegaron es que el bebé, ya en el vientre materno, experimenta las sensaciones de su madre al mismo nivel que lo hace ella.

Es decir, cuando la madre está triste o deprimida su cerebro modifica la actividad neuronal, generando cambios químicos que llegan al bebé a través del torrente sanguíneo, al igual que ocurre cuando toma sustancias prohibidas durante la gestación.

Y ocurre también al contrario: si la madre está feliz y contenta, su cerebro generará endorfinas que se traspasarán hasta el bebé por la misma vía, produciendo en él sentimientos de felicidad y bienestar.

La importancia de tener un embarazo emocionalmente tranquilo

Después de analizar a este grupo de madres y a sus bebés, los investigadores averiguaron  que los bebés de madres emocionalmente sanas antes y después del parto tenían mejor nivel de desarrollo que los que tenían una madre que había estado deprimida antes del nacimiento y continuaban estándolo después de él.

Y, además, observaron también que el desencadenante para que estos niños tuvieron un desarrollo atrasado fue la condición cambiante de su madre: estar deprimida antes del nacimiento y mejorar después de este o al contrario.

Sufrir ansiedad y estrés durante el embarazo es algo más normal de lo que se piensa. Y, lamentablemente, puede afectar a largo plazo al desarrollo mental de nuestro bebé. “Creemos que el feto humano es un participante activo en su propio desarrollo y está recopilando información de por vida incluso después del nacimiento”, aseguraba Sadman.

De aquí la importancia y la insistencia de llevar un embarazo emocionalmente tranquilo y sin grandes sobresaltos que pudieran provocar cambios de humor radicales en la madre.

Para evitar el estrés y la depresión en el embarazo, desde Ser Padres te hemos ofrecido una serie de consejos que puedes consultar en este link. Aunque, como siempre decimos, será mejor que consultes a tu ginecólogo.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo