COVID-19

Las embarazadas con COVID-19 podrían transmitir los anticuerpos a sus hijos a través de la placenta

Una reciente investigación sostiene que las mujeres embarazadas que se infectan por COVID-19 podrían transmitir anticuerpos a los bebés a través de la placenta. ¿Qué supone este hallazgo?

Según este estudio, las madres pueden pasar los anticuerpos de la COVID-19 a sus bebés a través de la placenta. No solo las embarazadas que se han contagiado y han manifestado síntomas, según esta investigación las embarazadas que han pasado la enfermedad de manera asintomática también parecen poder transmitir los anticuerpos a sus bebés.

Paras llevar a cabo esta investigación, se estudió el caso de 1714 mujeres que dieron a luz en el Hospital de Pensilvania en Filadelfia entre abril y agosto del año pasado. Se descubrió que 83 mujeres tenían anticuerpos de Covid-19 y, tras dar a luz, 72 de esos bebés presentaban anticuerpos del virus a través de la sangre del cordón. 11 bebés nacidos de madres positivas en Covid-19 no tenían anticuerpos y dieron negativo al virus.
 
Las tasas de transferencia se asociaron con el tiempo transcurrido desde la infección materna hasta el parto y no se asociaron con la gravedad de la infección materna. Según los investigadores, parece que cuanto antes en el embarazo se había contagiado la madre, más anticuerpos presentaba el feto.
 
"Debe haber suficiente tiempo entre la infección materna y el parto para que la madre produzca el tipo de anticuerpos que atraviesan la placenta y para que se produzca ese cruce. Descubrimos que si el tiempo entre la exposición al virus materno y el parto era de al menos dos o tres semanas, entonces podríamos detectar anticuerpos en el recién nacido", ha afirmado la doctora Karen Puopolo, una de las autoras principales del estudio.
 

Es necesario seguir investigando

Aunque los hallazgos de esta investigación son esperanzadores, ya que demuestran el potencial de los anticuerpos derivados de la madre para brindar protección neonatal contra la infección por SARS-CoV-2 y podrían ayudar a informar tanto en la orientación del manejo neonatal de la enfermedad como en el diseño de ensayos de vacunas durante el embarazo, los investigadores advierten que se necesitan más estudios para determinar si la cantidad de anticuerpos del SARS-CoV-2 transmitidos a través de la placenta es suficiente para evitar que el bebé contraiga la enfermedad, por lo que estos resultados no pueden confirmar que el bebé esté "absolutamente a salvo" de la Covid-19.

“Nada en nuestro trabajo debería cambiar la forma en que actualmente cuidamos a las mujeres embarazadas y sus recién nacidos”, matizan los autores. Además, aseguran que hacen falta más estudios, ya que esta investigación tiene limitaciones, como por ejemplo la muestra estudiada y el lugar, por lo que habría que extrapolarla a otros países. 

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo