Angustia de la separación con 5 años

Tengo una niña de 5 años y un niño de 3. El niño se ha destetado él solito hace un mes, y la niña ha tomado el pecho durante 3 años (el último lo compartía con su hermano). Hacemos colecho (ella ahora duerme con su papá y el pequeño conmigo). La niña siempre ha estado muy pegada a mí, me "absorbe". La situación había mejorado, pero desde hace un mes parece estar pasando una regresión: llora amargamente si nos tenemos que separar, se angustia y eso me crea mucha ansiedad. Mis conocidos me dicen que es por hacer colecho y por la lactancia prolongada, pero el niño está criado igual y no tiene esa actitud.

El experto responde:

No voy a hacer coro con quienes te culpan de la dependencia de tu hija, pero sí te diré que, independientemente de que se practique el colecho, la lactancia prolongada, y que se tenga una gran dedicación a los hijos, es necesario desde pequeños permitir que tengan algunas experiencias en solitario, que una parte del tiempo jueguen solos y que aprendan a disfrutar de algunos ratos en soledad, cosa que los niños desde bebés hacen espontáneamente si se les permite, con lo cual ponen los cimientos de su necesaria autonomía.

También es cierto que no todos los niños tienen el mismo temperamento, que unos son más independientes que otros por naturaleza, y eso es seguramente lo que marca la diferencia entre tus dos hijos.

Por otro lado es necesario saber que no es posible, ni siquiera conveniente, pensar que se puede y se debe evitar a los hijos absolutamente todos los sinsabores y frustraciones, ya que una parte del crecimiento consiste en asimilar que a veces la realidad impone inevitables frustraciones.

En cualquier caso ahora tu hija no tiene más remedio que asumir que algunas horas al día no puedes estar con ella. Toma ejemplo de tu hijo y hazla ver que no pasa nada.

Si tú te lo tomas con tranquilidad y naturalidad la ayudarás a que ella vaya consiguiendo tomárselo del mismo modo. En cambio si ella ve que su malestar te angustia, tu angustia la contagiará de rebote.

Puedes hacer algunas cosas para aliviarle esas horas, como dejarle algún objeto personal tuyo, un pañuelo con tu perfume, una foto tuya, y también puedes telefonearla desde tu trabajo.

Elógiala mucho al regreso por ser "tan valiente" y  "tan mayor" e incluso dale algún premio. Ya verás cómo la situación mejora si actúas con convicción y sin angustiarte.

.

Respondido por Luciano Montero

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS