¿Somos demasiado estrictos con nuestro hijo de dos años?

Tenemos un hijo de 28 meses. Hemos logrado inculcarle normas básicas de educación, de higiene... Sabemos que a esta edad los niños se reafirman, pero sus rabietas y gritos consiguen sacarnos de quicio. Cuando toca comer tira el plato; si hay que dormir, intenta salir de la cama... No cedemos y logramos que obedezca pasando por el "rincón de pensar" o dejándole llorar en la cama. Nuestros familiares dicen que somos demasiado estrictos y que él aún no entiende por qué le castigamos. ¿Estamos equivocados? ¿Existen otras medidas más eficaces?

El experto responde:

No es sencillo responderos con tan pocos datos sobre la educación de vuestro hijo, aunque sí me ha llamado la atención el comentario "hemos logrado inculcarle normas de higiene...". A los dos años aún es muy pequeño para comportarse con la corrección que se espera de un niño mayor.

Eso no quiere decir que no pensemos que ya desde esta edad hay que ir empezando a inculcar poco a poco ciertas normas y límites, pero siendo conscientes de que nos encontramos ante una personita inmadura.

Por otro lado, es cierto que a los dos años los niños están en plena edad del negativismo y de las rabietas. Esta época desconcierta a muchos padres y los pone a prueba, sobre todo si se trata de niños con un temperamento fuerte.

En cuanto alos castigos, a esta edad es suficiente con hacerle permanecer un par de minutos en unrincón. Pero solo en ciertos casos, sin abusar de esta medida.También es fundamental elogiarle cuando se porte bien y explicarle claramente por qué le felicitamos.

Si queréis conocer los mejores procedimientos para educar a vuestro hijo os recomiendo que leáis "El padre competente de la A a la Z", de Karen Renshaw Joslin (ed. Medici). Es un libro práctico que puede ayudaros.

Respondido por Luciano Montero

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS