Llora por todo

Mi hijo de cinco años es un llorón. Cuando le decimos que no, llora; cuando se le cae algo, llora; cuando le quitan el balón, llora... ¿Qué podemos hacer para que tenga otra forma de actuar ante las adversidades?

El experto responde:

Es natural que los niños lloren, pero quizá nos llame la atención que uno mayorcito lo haga «a todas horas». Puede deberse a varias causas. ¿Qué podemos hacer en cada caso?

Niños de temperamento «sentimental»

Todo les afecta más y resultan emocionalmente lastimados con mayor facilidad.

- Necesitan que les escuchemos, les reconfortemos y les permitamos expresar sus sentimientos.

- Después, podemos razonar y buscar con ellos soluciones prácticas a sus problemas. Es bueno enseñarles a afrontar las situaciones conflictivas y a utilizar sus propios recursos.

Llanto como chantaje

Hay niños que han aprendido a satisfacer sus caprichos ante unos padres incapaces de mantener el tipo cuando se han enfrenado a una rabieta. Después, con varios años más, siguen montando el número.

- El «no» rotundo e inapelable es uno de los componentes fundamentales de una correcta educación. Un «no» con explicaciones no significa ceder. A veces hay que saber permanecer impasible.

Tristeza auténtica

Puede que un niño, sin ser un chantajista, llore y se queje con una frecuencia llamativa.

- Prestemos atención, quizá se sienta desgraciado o esté realmente deprimido.

- También puede que no encuentre otro modo más maduro de llamar nuestra atención sobre sus necesidades. O que seamos tan exigentes que esté tratando de aplacarnos a base de darnos lástima.

Algunas cosas que no hay que hacer ante el llanto de un niño:

Amenazar: «Te voy a dar y así sí tendrás un motivo para llorar».

Humillaro ridiculizar: «Mírale, si parece un bebé», «hay que ver, qué feo te pones», «¡a que tenemos que salir nadando!», «sigue llorando, así sudarás menos».

Sexismo:«Los hombres no lloran, pareces una niña».

Negarleimportancia: «Bah, bah, ya será menos», «qué niño tan blanducho».

Respondido por Luciano Montero

Etiquetas: niño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS